Nacional

Esperan que hoy firmen médicos y acabe el paro


Melvin Martínez

Si la dirigencia de la Federación Médica no modifica los acuerdos preliminares firmados con el gobierno la tarde de ayer, esta mañana se deberían estar firmando los acuerdos para poner fin a la huelga que, a nivel nacional, han llevado a cabo tres mil médicos durante casi seis meses.
Hasta ayer, la huelga de los Médicos Pro Salario no parecía tener fin. El punto de las negociaciones que impedía la firma de acuerdos entre el gobierno y los dirigentes de la Federación Médica hace dos días ayer quedó superado, pero los últimos incluyeron una nueva petición que impidió la firma de acuerdos definitivos, por lo que las negociaciones se prolongaron, y hasta en horas de la noche el gobierno aceptó su petición.
“Ellos (la dirigencia médica) siempre inventan algo nuevo, ya quedó demostrado. Estamos en la mejor disposición de firmar, decimos que sí a un punto y ellos quieren nuevos puntos, entonces no se puede”, dijo molesta la ministra de Salud, Margarita Gurdián.
Y es que después de que el gobierno aceptó la nivelación salarial con el resto de países centroamericanos durante los próximos cinco años, los galenos, además, solicitaron el pago del mes de abril de 102 médicos residentes que no realizaron ninguna actividad curricular, pues el año académico para ellos finalizó en febrero.
“Si ellos no firman a más tardar mañana (hoy) vamos a cancelar las negociaciones.
Mientras estamos negociando siguen en actos de violencia y no podemos estar así. Hemos llegado a momentos en que ya debíamos haber firmado”, advirtió Gurdián.
Desde anoche las autoridades del Minsa y Hacienda hicieron las invitaciones respectivas, tanto al ministro del Trabajo, Virgilio Gurdián, como al arzobispo de Managua, Leopoldo Brenes, para que sean los garantes de la firma hoy a las 10 de la mañana, posiblemente en la Curia Arzobispal.
El doctor Léster Espinoza, dirigente nacional de la Federación Médica, confirmó la firma de acuerdos, y puntualizó que informarán a las bases en los departamentos para que los principales dirigentes se trasladen a la capital.
“Hemos estado a punto de firmar, nos hemos reunido con ellos en las vacaciones de Navidad y fin de año, durante la Semana Santa, y siempre hallan un motivo para retroceder y no firmar. Vamos a ver esta vez”, concluyó Gurdián.