Nacional

Médicos contra acusarán, y fiscal releva a policías


La Federación de Médicos Pro Salario se pronunció ayer sobre la denuncia que entabló ante el Ministerio Público el ministro de Hacienda y Crédito Público, Mario Flores, enfatizando que de acuerdo a sus asesores legales, contra demandarán tanto al titular de hacienda como al presidente de la República, Enrique Bolaños, entre otras cosas, por exposición de personas al peligro.
Según el doctor Elio Artola, la presencia de los galenos en el Ministerio de Hacienda fue un mecanismo de presión, pues el viernes pretendían dar por concluida esta huelga que ya casi llega a los seis meses.
“Estábamos allí solicitándole al ministro Flores que llamara a la ministra de Salud, Margarita Gurdián, y le expresamos que ya venía en camino monseñor Leopoldo Brenes, quien estaría como testigo para llegar a un acuerdo y firmarlo; no pretendíamos salir de esa institución mientras no se nos diera una respuesta, pero no fue así, se continuó imponiendo de parte del gobierno la indolencia e indiferencia”, dijo el doctor Artola.
Ánimos se caldearon
El doctor Artola comentó que mientras estaban en el cuarto piso con el Ministerio de Hacienda le solicitaron a éste que mandara a detener a los policías de las tropas especiales que agredían a sus compañeros y no hizo nada, pues al parecer las órdenes venían de más arriba (Presidencia).
“Hay que reconocer que a nosotros se nos salió de las manos en ese momento la protesta, porque los ánimos se caldearon con la llegada de los antimotines; ya el gremio médico está cansado de tanta indiferencia. Tenemos compañeros en huelga de hambre que se están complicando, la población nicaragüense urge que se restablezcan los servicios de especialidades, y el gobierno hace caso omiso a este clamor al no dar una pronta respuesta”, dijo el doctor Artola.
POLICÍA AISLADA
El fiscal general Julio Centeno, dijo ayer a EL NUEVO DIARIO que el Ministerio Público ordenó a la Policía Nacional aislarse de las investigaciones del caso, porque los hechos implican a varios de sus agentes que eran dirigidos por el jefe del Departamento de Managua, comisionado Carlos Bendaña.
“Hay varias denuncias de médicos, periodistas y funcionarios del Cenidh en contra de la Policía por los delitos de abuso de autoridad y lesiones; y hemos pedido, por tanto, a la Policía, que se aparte de las investigaciones, porque lo haremos de manera autónoma”, dijo Centeno, quien señaló que el caso está bajo la supervisión de la fiscal Mirna Siles.
Sobre la acusación que hizo contra los médicos el ministro de Hacienda, Mario Flores, de lesiones, daños, alteración al orden público y secuestro, Centeno explicó que será acumulada con la de los médicos para hacer un solo trabajo de todo, porque los hechos tienen relación entre sí.
“Hay que tomar en cuenta de que esto se trata de un asunto que tiene profundas raíces sociales y no es una cuestión que se pueda resolver fácilmente, y a mi parecer, lo mejor que debería ocurrir es que se llegue a un trámite de mediación, porque todos fuimos testigos de la manera en que se dieron los hechos de violencia”, dijo Centeno.
CONTINÚA HUELGA
Por su parte, el doctor Luis Santiago Palacios mencionó que la huelga de hambre que inició hace doce días, a la que se sumaron otros dos médicos que ya llevan once y diez días sólo consumiendo líquidos, ha deteriorado la salud de todos, al punto que él perdió ya trece libras, y otro de sus compañeros 16 libras, pero gracias a la atención del grupo de galenos que los acompañan y los sueros intravenosos continúan adelante.
“La posición del gobierno ayer nos da a nosotros un doble impacto, primero, porque nos impresionó mucho ver a nuestros compañeros siendo golpeados, pero, en segundo lugar, ha fortalecido nuestra lucha porque los médicos que se encontraban laborando en los hospitales se han solidarizado y paralizarán los servicios hasta que no se dé una respuesta. Por lo tanto, consideramos que esta situación preocupará al gobierno que buscará cómo dar una respuesta y se sentará a negociar de una vez por todas”, enfatizó el doctor Palacios.
EL NUEVO DIARIO trató de comunicarse con la doctora Margarita Gurdián, Ministra de Salud, pero ésta no contestó a nuestras llamadas.