Nacional

Atroz muerte de nica no convence a la Fiscalía tica


CORRESPONSAL COSTA RICA
leonelmen@gmail.com

La Fiscalía de Cartago aún no tiene fecha precisa de cuándo decidirá determinar si las investigaciones de la muerte del nicaragüense Natividad Canda Mairena tienen los méritos para elevarlas a un juez competente. Las investigaciones del caso Canda cumplirán este 11 de mayo seis meses desde que ese ente comenzó a indagar, y todavía no se vislumbra si presentarán o no la denuncia, puesto que ha habido un “silencio” total en cuanto a las investigaciones.
El 11 de noviembre del año pasado fue el día fatal en que el nicaragüense fue destrozado por dos perros rottweiler, y a pesar que el informe del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) refleja que al menos en dos ocasiones los policías que acudieron a la escena pudieron intervenir para socorrer con más prontitud a Canda, el resultado del proceso está en “veremos”.
Para este tipo de caso, la Fiscalía posee seis meses mínimos para hacer las investigaciones, los cuales se vencen este 11 de mayo, pero la ley le permite extenderse hasta otros seis meses adicionales. Hay que señalar que los resultados se han manejado “secretamente” y no se da mucha información más que “seguimos en el proceso”, “aún se investiga”.
Pesquisas no dan resultados
Ante ese “silencio” de la Fiscalía, cabe destacar que el próximo 23 de mayo se cumplirán tres meses de haberse realizado la reconstrucción de la muerte de Canda, pero es imposible obtener con precisión información de cómo marcha el caso, esto a pesar de que al finalizar esa pesquisa, habían indicando que en unas tres semanas estaría lista una conclusión.
Durante la reconstrucción, los agentes del Ministerio Público hicieron llegar a las personas involucradas en el hecho (policías, bomberos, cruzrojistas, el dueño de los perros, los guardas, en total unas 40), así como a dos perros amaestrados y un maniquí.
Luis Fernando Sáenz, abogado de la madre de Natividad (Juana Francisca Mairena), se muestra positivo de los resultados, puesto que a su juicio, todo apunta a que hubo negligencia y omisión de responsabilidad, no sólo de los agentes policiales, sino del dueño de los canes y el guarda que cuidaba el taller. Acusaciones que si logran comprobarse, servirían para sustentar con más peso legal la demanda civil resarcitoria que emprenderán contra del Estado de Costa Rica.
El representante legal indicó que ha estado presto al proceso y que, por el momento, se han cumplido las etapas. Explicó que falta el análisis de balística para que a la Fiscalía no le “quede excusa” y dé un resultado final. Agregó que ya están finalizados los estudios de planimetría y audiovisuales.
“Todavía falta por realizar el análisis de balística, éste es uno de los más importantes, porque puede determinar si realmente los policías que asistieron al hecho pudieron socorrerlo, matando los perros”, adujo el abogado.
Detalló que ese examen de balística es fundamental, también, porque es un soporte esencial para los otros dos que se practicaron (planimetría y audiovisuales). Sáenz espera “con paciencia” a que la Fiscalía dé sus conclusiones, sin embargo, de antemano está seguro que el caso se elevará a juicio.