Nacional

Reacción “energética” ante la crisis petrolera

* Presidente Bolaños dijo que por fin construirán la central “Copalar”, que nos proporcionaría energía hasta para vender a vecinos

Gustavo Alvarez

Desde revivir el proyecto hidroeléctrico de Copalar, que quedó pendiente de ejecutarse desde el gobierno de Somoza, hasta reducir el alumbrado público a nivel nacional, son parte de una serie de medidas de corto, mediano y largo plazo que anunció ayer una comisión interinstitucional del gobierno y el sector privado, para disminuir el impacto de los altos precios del petróleo en la economía nacional.
El presidente Enrique Bolaños dijo que acordaron impulsar la aprobación de dos leyes. Una para la construcción de la hidroeléctrica Copalar, y la otra para incrementar el campo de exploración de las geotérmicas de Momotombo, que opera la israelí Ormat y el Hoyo-Monte Galán, este último adjudicado recientemente a un consorcio ítalo-salvadoreño.
En la conferencia de prensa no brindaron detalles de quién se hará cargo de la construcción de la hidroeléctrica Copalar, un proyecto que según especialistas en el tema, puede costar unos 400 millones de dólares.
Bolaños aseguró que Copalar, una presa que estará ubicada en el Atlántico Sur, sobre el río Grande de Matagalpa, puede generar hasta 900 megavatios de energía eléctrica, lo que permitiría al país hasta exportar fluido eléctrico a los países vecinos.
A corto plazo
Las medidas de la “Campaña nacional para el ahorro y uso eficiente de la energía”, incluyen unos 36 puntos, entre acciones a corto, mediano y largo plazo para el Estado, el hogar, la empresa privada y alcaldías, así como el impulso de proyectos de energía renovables y biocombustibles.
Entre las de corto plazo están la regulación de los usos de rótulos y luminarias en las vías públicas, sin afectar la seguridad de los ciudadanos.
La comisión propuso introducir al país una cantidad suficiente de lámparas fluorescentes compactas, con los “watts” adecuados para sustituir la iluminación incandescente, utilizando financiamiento de la banca nacional e internacional.
Asimismo, solicitarán al Ministerio de Fomento, Industria y Comercio (Mific) la publicación de una norma técnica para la importación de artículos electrodomésticos de alta eficiencia energética, con excepción o rebaja fiscal.
El Estado deberá ajustar las cuotas de combustible en las partidas presupuestarias, de manera que se restrinjan las cantidades asignadas y la circulación de los vehículos estatales, dentro de los horarios y días hábiles.
El lo que corresponde al Ministerio de Gobernación, Policía Nacional y Alcaldías, deberá mejorarse la vigilancia en las zonas residenciales populosas, comerciales e industriales, para evitar daños ante la reducción del alumbrado público.
La comisión acordó también la eliminación de una serie de reductores de velocidad en las carreteras, porque incrementan el gasto del combustible, pero solamente los que no afecten la seguridad peatonal.
Las medidas incluyen el establecimiento de paradas para taxis, a fin de reducir el ruleteo innecesario, además de mejorar el flujo vehicular sincronizando los semáforos, de acuerdo a horarios y requerimientos del mismo flujo.
Se establecerán multas para los vehículos que se estacionen en lugares inadecuados o que obstruyan el tráfico vehicular.
El uso de los rótulos luminosos en ciudades, centros comerciales y carreteras, deberá racionalizarse, de acuerdo con horarios y flujo de personas.
Auditorías energéticas
Las empresas privadas deberán realizar auditorías energéticas, que incluyan la revisión de redes de distribución interna, sustitución de equipos de aire acondicionado, refrigeración, motores o equipos obsoletos e ineficientes, para lo cual se promoverá el financiamiento bancario para estas acciones.
También deberán agilizar e incentivar a las empresas generadoras renovables a ampliar su capacidad existente, usando tecnología más eficiente.
Acciones legales
Entre los aspectos que tocan la parte legislativa, la comisión acordó que se deben reformar las leyes del sector eléctrico, para incentivar las inversiones en energías renovables.
Tales reformas incluyen los aspectos relacionados a la banda de precios para las energías renovables, aprobar y promulgar la ley de aguas, y el marco legal necesario para combatir el fraude eléctrico, entre otros puntos.
También se establecieron otra cantidad de medidas para las empresas generadoras de energía, distribuidoras, los usuarios y el Estado.
La comisión solicitó a los organismos financieros internacionales y agencias de cooperación que apoyen con recursos financieros la implementación de las medidas acordadas.
No hay reducción de horas de trabajo
Sobre la posibilidad de reducir el horario laboral, el presidente de la Comisión Nacional de Energía (CNE), Ernesto Espinoza, dijo que si lo llevaran a cabo provocaría un problema para los servicios que demanda del Estado el sector privado.
Por su parte, el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), Erwin Krüger, dijo que todavía están valorándola, pero por el momento consideran que en tiempos de crisis se debe trabajar más.
“Lo primero es ahorrar y después aumentar productividad y producción”, subrayó.
Con estas medidas la comisión pretende que el país reduzca el monto de la factura petrolera, que el año pasado subió más del 33 por ciento, al gastar 541 millones de dólares.
Para el 2006, el Banco Central estima que la factura petrolera podría superar los 700 millones de dólares, ante la escalada alcista del precio del petróleo en el mercado internacional.