Nacional

“Crueldad laboral y comisión de delitos”


Edgard Barberena

El presidente Enrique Bolaños “ha cometido un serio delito con no haber entregado al INSS las cotizaciones que le quitó a su ex trabajador Marcos Antonio Gaitán Espinoza, de San Marcos, por lo que podría ser objeto de una acción penal tanto de ese trabajador como de la Fiscalía o de este servidor”, dijo ayer el doctor Sergio García Quintero.
Al hablar con EL NUEVO DIARIO dijo que la denuncia hecha --a través de este rotativo-- por el trabajador que tuvo por muchos años el mandatario, “es una situación que golpea sobre todo después de un primero de mayo en el que el titular del Ejecutivo se ha pretendido erigir como el gran salvador de los trabajadores, como el Moisés bajando del Sinaí con las tablas de la ley, reivindicando los problemas que padece nuestro pueblo”.
Depositarios de cotizaciones
Recordó que el artículo 101 del Reglamento de Seguridad Social, dice: “Los empleadores se considerarán depositarios de las cantidades que hubiesen descontado de los trabajadores por concepto de cotizaciones”.
Precisó que “esto no es nada nuevo, porque estaba contenido en el Código del Trabajo de 1945, es decir, que don Enrique Bolaños ha tenido una trayectoria de explotador y, durante cuarenta y cinco años, ni a este señor que aparece acusándolo en público ni a otros de sus trabajadores que han laborado para él, las cotizaciones que le ha retenido no las ha entregado al Seguro Social”.
También es estafa
Remarcó que el patrón es un depositario de lo que le descuentan a sus trabajadores como cotización, “pero esto no se queda solamente ahí, sino que el inciso 4 del artículo 283, del Código Penal, dice: “Comete delito de estafa el que con ánimo de lucro y perjuicio sobre el patrimonio de otro, verifica con éste un convenio o realiza actos valiéndose para ellos de cualquiera de los siguientes métodos:
Negando haber recibido, negándose a restituir o no restituir a su debido tiempo sin impedimento físico que lo justifique, dinero, efectos o cualquier otra cosa que se le ha dado en depósito, comisión o administración u otro título que produzca obligación de entregar o devolver sin perjuicio en lo dispuesto en el capítulo del apremio corporal del Código Civil”, dijo.
El primero de mayo salió Bolaños como quien saca conejos de un sombrero, un prestidigitador hablando de que había que reivindicar a las trabajadoras domésticas para que pudiera uno asegurarlas, a pesar de la naturaleza tan cambiante de la relación laboral que surge del trabajo doméstico, sin embargo, “dado que existe este antecedente que este señor está denunciando, sería bueno preguntarle a don Enrique cómo trata en cuanto a las prestaciones y los beneficios a sus trabajadores domésticos”, dijo.
¿Y la Fiscalía?, bien gracias
Recordó García Quintero que con la denuncia que ayer publicó EL NUEVO DIARIO, la Fiscalía de la República ya debiera estarse preocupada por esto, o el Ministerio del Trabajo, “pero ese ministerio actúa con una notoria complicidad como parte del poder Ejecutivo, porque tenemos un Mitrab que está totalmente a espaldas de los verdaderos intereses del pueblo”.
“Sin embargo, podría la Fiscalía o podría cualquier ciudadano o yo en el caso de que me buscara (el señor Gaitán Espinoza), entablar una acusación penal en contra del Presidente de la República, porque por esa o varias razones debería haber sido desaforado desde hace tiempo para haber ventilado sus responsabilidades ante los respectivos tribunales comunes”.