Nacional

Esperan 9 huracanes y 5 de ellos intensos

* Habrá antes lluvias moderadas, y en las canículas clima favorecerá las cosechas

Tania Sirias

El ingeniero Mauricio Rosales, Director General de Meteorología, del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), estimó que para este año habrá una temporada activa de huracanes. Según sus pronósticos, se presentarán 17 tormentas nombradas, de éstas, nueve serán huracanes, y cinco serán intensos.
Sin embargo, dijo que no se puede determinar categóricamente si estos fenómenos afectarán directa o indirectamente nuestro territorio, y qué categoría alcanzarán. “Existe la posibilidad de que durante el primer sub período de la estación lluviosa que corresponde de mayo a julio, algunos de ellos pudieran modificar las expectativas presentadas en este análisis”, explicó Rosales.
Con base en los estudios realizados por esta institución, se concluyó que existe un 75% de probabilidades de que en las distintas regiones del país, el período lluvioso se establezca entre el 21 y el 31 de mayo. Sin embargo, antes de las fechas indicadas se presentarán precipitaciones de regular intensidad.
Además, dijo que se espera que los totales de precipitación estén en el rango de lo normal a ligeramente arriba de lo normal. Es decir, que el invierno será muy parecido al del año pasado.
“De 12 modelos climáticos de los centros de pronósticos internacionales, 11 predicen condiciones neutras en el Océano Pacífico, entre mayo y agosto de 2006. El número de huracanes en el Atlántico, Mar Caribe y Golfo de México, que es la cuenca que nos afecta, podría ser superior al promedio”. Sus trayectorias pueden traer consecuencias negativas a nuestro país, dijo el Director General de Meteorología.
Lluvias beneficiarán los cultivos
Asimismo, informó que el período canicular que normalmente se presenta entre el 15 de julio y el 15 de agosto en las regiones del Pacífico, norte y central, podría presentar un comportamiento benigno. “Es decir, con acumulados de precipitación ligeramente arriba de lo normal con respecto a su comportamiento histórico. Esto beneficiará a los cultivos, ya que habrá un recargamiento en el manto acuífero y aliviará la crisis del agua”.
En la región del Pacífico occidental se espera que los mayores acumulados se registren en las zonas costeras de Chinandega y los municipios de El Sauce y Achuapa. En el Pacífico central, en las ciudades de Masaya y Carazo, y en el sur en los municipios de Nandaime y Cárdenas.
“En la región norte es muy probable que las lluvias alcancen valores de 330 a 660 milímetros, siendo la norma histórica de 354 mm. Se espera que los menores valores se registren a lo largo de una delgada franja comprendida entre los municipios de Totogalpa y Sébaco. En el Atlántico, las precipitaciones se incrementarán del noroeste hacia el sureste de la misma”, dijo Rosales.
Rosales comentó que el año pasado fue excepcional, ya que hubo 23 tormentas nombradas, y fuimos directamente afectados por el huracán Beta. Sin embargo, para este año, aunque se esté considerando la temporada de huracanes muy activa, tendrá un menor impacto en nuestro país.
A partir de mayo, Ineter dará seguimiento a la estación lluviosa, y monitoreará permanentemente la evolución de los índices oceanográficos y atmosféricos, con el fin de mantener informada a la ciudadanía, a través de boletines de seguimiento al período lluvioso.