Nacional

Sindicalistas de la maquila formulan grave denuncia

* Corporación de Zonas Francas alega: “Fue un proceso transparente”

Tania Sirias

Dirigentes sindicales del sector maquila denunciaron que el Gobierno recibió “coimas” y regalías para la asignación de cuotas de telas libres de impuesto a los grandes consorcios de la industria textil.
Luis Barbosa, Presidente de la confederación sindical José Benito Escobar, afirmó que dentro de la firma del Cafta se asignaron incentivos fiscales de exportación, mejor conocidos como TPL.
En el sector textil se estableció la cuota de cien millones de metros cuadrados de telas, libres de impuesto, que debían ser distribuidos en las empresas que operan en nuestro país. Para acceder a estas asignaciones se debió cumplir con cuatro criterios básicos: antigüedad de la compañía, cantidad de empleo que generan, volumen de exportación y, sobre todo, el respeto a los derechos laborales.
Barbosa denunció que la Industria Santa María no cumplió con el requisito de antigüedad, pero recibió diez millones 894 mil metros cuadrados de tela. “Al consorcio Nien Hsing se le otorgó 15 millones 24 mil 695 metros cuadrados, y es el principal violador de los derechos laborales, pues solamente a la confederación José Benito Escobar, en contubernio con el Ministerio del Trabajo, le han destruido 15 sindicatos.
“Después tenemos la empresa KB Manufacturing, ubicada en Granada y de capital norteamericano, donde también se violan los derechos laborales. Presitex es otra de las empresas que tiene un juicio desde hace tres años, ya que despidieron a la junta directiva sindical junto con más de cien trabajadores. A nuestro juicio, estas empresas no cumplían con los requisitos y, por el contrario, violan lo acordado en las negociaciones”, dijo Barbosa.
Aseveró que todavía hay un bolsón de reserva de seis millones de metros cuadrados de tela que debe ser distribuido entre las pequeñas y medianas empresas. “Nosotros como sindicato habíamos propuesto que el principal criterio fuera el respeto a los derechos laborales. Recordemos que en el TLC se firmó un capítulo laboral, donde se abordó ampliamente los derechos de los trabajadores”, dijo Miguel Ruiz, Secretario de Relaciones Internacionales de la CST.
Por el contrario, dijo que el Gobierno sólo beneficia a las transnacionales y al gran capital, ya que dentro de las asignaciones de cuota no aparece ninguna mediana o pequeña empresa textil. “Lo que hicieron fue repartirse una gran tajada en detrimento de las empresas que sí cumplían con los requisitos”, afirmó Ruiz.
“Se hizo de forma transparente”
Por su parte, el asesor de la Corporación de Zonas Francas, Carlos Zúñiga, dijo que las asignaciones de incentivos fiscales se hicieron de la manera más transparente, utilizando una organización matemática y el récord histórico de las empresas.
Afirmó que en el caso de las empresas nuevas, la cuota se asignó en base a las proyecciones de crecimiento, inversión y exportación. “No hemos usado ningún método discrecional, por el contrario, todo se hizo de forma transparente, sin menospreciar a la pequeña y mediana empresa”, indicó Zúñiga. Igualmente dijo que todas las empresas textiles con proyecciones de exportación están libres de participar en la asignación de los TPL.
Asimismo, el vicepresidente de la Asociación Nicaragüense de la Industria Textil y Confección, Fernando Traversari, dijo que las asignaciones de los TPL se realizaron a través de un filtro muy exhaustivo. “Sé que algunas empresas no cumplían los requisitos, por eso no se les estableció cuotas de telas. Esta asignación estuvo a cargo de la Comisión Nacional de Zonas Francas, y al final todos quedaron de acuerdo, inclusive los sindicatos”, dijo.
Traversari consideró que la repartición del Gobierno se hizo de manera responsable, cumpliendo con los criterios ya mencionados. “Me extraña que los sindicalistas hagan estas denuncias, ya que ellos estaban al tanto de las negociaciones de los TPL”, concluyó.