Nacional

Incertidumbre entre transportistas

Quinto no quiso dar la cara, lo que acrecentó la indecisión en el sector que lidera. Director del Irtramma dice que si suben la tarifa, se exponen a que su concesión sea cancelada y licitada inmediatamente

La incertidumbre se mantiene en el sector transporte. Mientras algunas cooperativas decidieron sacar hoy sus unidades a un valor de tres córdobas el pasaje, transportistas que andaban operando ayer desconocían esta medida.
La “Parrales Vallejos” es una de las cooperativas que sacará a operar sus unidades. No obstante, su presidente Ramón Cruz aclaró que no podría hablar en nombre de los representantes de las otras, aunque aseguró que la mayoría había concertado operar con el incremento, ya que no podían estar esperando el subsidio que el gobierno les prometió, ni dejar trabajar.
Quinto escondido
Rafael Quinto, presidente de la Unión Regional de Cooperativas de Transporte Colectivo (Urecootraco), no dio la cara durante todo el fin de semana, rehuyendo de esta manera al problema.
Sobre Quinto, Cruz dijo que nadie lo estaba apoyando. “Una cosa es lo que piensa la dirigencia y otra cosa lo que piensan los agremiados”.
La Cooperativa “Parrales Vallejos” cuenta con las rutas 103, 116, 117, 118 y la 105, y en total son 150 unidades. “Con un paro no resolvemos el problema, por eso empezamos a trabajar, pero cobrando los tres córdobas”, expresó Cruz.
Otras cooperativas también empiezan a operar cobrando los tres córdobas. Claudio Tapia, conductor de la ruta 114, aseguró que la Cooperativa Colón pondrá a trabajar sus 90 unidades, las que operan en la misma ruta.
Carlos Chávez, conductor de la ruta 168, dijo que las instrucciones que recibió de sus directivos en la Cooperativa “Iván Montenegro”, fue que no iría a paro, sino a trabajar cobrando los tres córdobas. Esta cooperativa tiene 28 unidades.
Las rutas 113, 172, 115 y 210, de la Cooperativa Metramul, también brindarán servicio, pero cobrando tres córdobas, aseguró Armando Espinoza, chofer de la 210. La cooperativa tiene unas cien unidades.
Sin embargo, Roberto Pineda, conductor de la 120, expresó que los directivos de la Cooperativa Unidos y Unitarios, no habían dado orientaciones de cobrar los tres córdobas, o ir a paro.
A Leonardo Torres, de la Cooperativa “Camilo Ortega”, que cubre las rutas 154 y 158, tampoco le habían informado todavía que acción tomarían. Tras la amenaza de los transportistas de sacar sus unidades a trabajar con la tarifa de tres córdobas, Francisco Alvarado, director del Instituto Regulador del Transporte de Managua (Irtramma), anunció que desplegarán por toda la capital al menos 70 inspectores.
Amenazas del Irtramma
“Hacemos un llamado a que respeten el marco de la ley, a que no suban la tarifa porque se exponen a que su concesión sea cancelada y licitada inmediatamente”, sentenció.
Alvarado, además, acusó al gobierno de estar detrás de la arbitrariedad de los transportistas.
“Nosotros conocimos que el Gobierno se reunió con los transportistas cerca del último día de la semana, y acordaron violar la ley. Tenemos entendido que el Gobierno les dijo que les iba a subsidiar 50 centavos, y ellos (los transportistas) tienen que buscar el resto”, denunció.
Si los transportistas llegaran a concretar la amenaza, Alvarado sostuvo que ellos tienen que estar claros de que el Irtramma procederá el primer día a multar a todos los buses que anden al margen de la ley, el segundo día se procederá a multar a los que reincidan, y el tercero iniciarán la cancelación de la concesión.
Por su parte, el ministro de Gobernación, JulioVega, advirtió que 450 efectivos de la Policía Nacional serán desplazados desde las primeras horas de la madrugada para asegurar el libre tránsito de la ciudadanía por toda la capital, ante el paro de transporte previsto para hoy.
“La Policía está dispuesta a salvaguardar el derecho constitucional de los ciudadanos de transitar por las principales vías del país, va a garantizar la libre circulación de las personas y no va a permitir tranques”, precisó.
Usuarios pagan “platos rotos”
Haya paro o incremento a la tarifa, serán los más de 850 mil usuarios los que pagarán los platos rotos. Al respecto se pronunciaron ayer diputados, tantos liberales como sandinistas, y algunos representantes sindicales.
El diputado Wilfredo Navarro, Presidente de la Comisión Económica de la Asamblea Nacional, responsabilizó al Gobierno por el paro de transporte.
“El regalo que le hizo el presidente Enrique Bolaños a los trabajadores el Primero de Mayo, fue recetarles el paro de transporte. Es un capricho, porque el paro no le afecta a él, porque anda en carro, pero sí afecta a los 850 mil usuarios del transporte en Managua, es una actitud inhumana e inmoral del presidente Bolaños”, apuntó
Por su parte, José Figueroa, diputado sandinista, expuso que la ley que tiene que ver con la emisión de letras de cambios para que el sector transporte las pueda traducir a combustible, y de hecho a un subsidio que evite el incremento de tarifa y la huelga, no se ha aprobado por responsabilidad de la bancada del PLC, que se niega a discutirla, aduciendo que mientras no se meta a discusión la interpretación del artículo 6 de la Ley Electoral, no camina nada en la Asamblea Nacional.
“Es un chantaje y una posición irresponsable de esta bancada, porque antepone otros intereses a los problemas de la población, que se va a ver afectada…”, indicó.
El proyecto de ley referido está dictaminado favorablemente y listo para ser aprobado. Sobre el posible incremento a la tarifa, Figueroa sostuvo: “Es ilegal, la Alcaldía de Managua no debe permitir ese incremento mientras no haya una resolución del Consejo Directivo del Irtramma. Es totalmente ilegal e injustificado que los transportistas vayan a cobrar ese incremento de tarifa a los usuarios del transporte”, señaló.
Por su parte, José Antonio Zepeda, Secretario general de la Asociación Nacional de Educadores de Nicaragua (Anden), dijo que un incremento a los educadores sería una carga, porque no son sólo 50 centavos, ya que hay maestros que toman de dos a tres buses diarios.
“Entonces, nos parece una falta de respeto a la ciudadanía de parte del Gobierno y de los transportistas haber acordado aumentar la tarifa. Como no hubo una decisión de la Asamblea Nacional de trasladar el Irtramma a la Presidencia, ahora están aplicando por la vía de hecho el incremento a la tarifa”, expresó Zepeda.
También responsabilizó al Gobierno de lo que le pueda pasar a los estudiantes y maestros que hoy saldrán a las calles a oscuras, ya que se hizo efectivo el cambio de hora.
“Hacemos responsable al Ministerio de Educación y al Gobierno de la República cuando haya un atentado, un asalto a un educador, un trabajador, un niño o una niña por la irresponsabilidad de cambiar la hora. Los niños llegan sin desayunar y llegan a dormirse, y el rendimiento baja. Por eso estamos solicitando que entren a las ocho de la mañana todos los estudiantes”, concluyó.
(Con la colaboración de Esteban Solís)