Nacional

Bolaños promete seguro social a trabajadores domésticos

En un mensaje en conmemoración al Día Internacional del Trabajo, Bolaños manifestó que el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) "hará efectiva la obligación de afiliar al seguro social a todos los empleados de servicios domésticos".

El presidente Enrique Bolaños prometió hoy afiliar al seguro social a los empleados de servicios domésticos y ofreció su incorporación a los trabajadores del sector informal, a menos de un año de terminar su mandato.
"Ya no deben existir trabajadores que no estén cubiertos por el seguro social", subrayó el mandatario nicaragüense en su discurso ofrecido ante centenares de trabajadores estatales en el Centro de Convenciones Olof Palme.
Bolaños también ofreció a los trabajadores del sector informal, que según cifras oficiales representan el 54,6 por ciento de la población ocupada, su incorporación al seguro social. Agregó que el trabajador informal pagaría una cuota inicial, de 600 córdobas (equivalentes a 34,50 dólares), más un pago mensual de 270 córdobas (equivalentes a 15,50 dólares), para tomar el seguro social.
Bolaños también anunció la ampliación de la cobertura social para tratamiento de cáncer a los asegurados del sexo masculino.
El mandatario ratificó además el aumento del 11 hasta 17 por ciento para los jubilados que reciben pensiones menores a los 1.212 córdobas (equivalentes a 69,60 dólares), que comenzó a aplicarse hace dos meses. También ratificó el aumento de cinco por ciento a los jubilados que reciben pensiones mayores a los 1.212 córdobas hasta 8.000 córdobas (69,60 a 459,40 dólares).
"Esto representa, en el INSS, un impacto de 117 millones de córdobas (6,7 millones de dólares) adicionales anuales y benefician a 100.000 jubilados y pensionados, que representan el 98 por ciento de todas las pensiones contributivas", precisó.
Mientras tanto, otra parte de Managua, los sindicatos de trabajadores del país participan en una marcha en protesta por el desempleo que generan las políticas neoliberales y la carestía de la vida, la cual aún no culmina.