Nacional

Recrudecen huelga en el sector Salud

* Vicetitular del Minsa deja claro que no habrá más incrementos salariales * Fetsalud sigue protestas y demanda cierre de todas las áreas privadas

Corresponsales
Las protestas del sector Salud por demandas salariales ayer se recrudecieron. En los hospitales de Estelí y La Trinidad, los médicos suspendieron las atenciones de emergencia, y el Ministerio de Salud (Minsa) contrató a nuevos médicos para que atendieran a la población.
El Hospital de La Trinidad tiene 12 médicos --la mayoría especialistas--, y todos están integrados a la huelga. Sólo tres médicos generales se quedaron atendiendo, junto a seis que contrató el Minsa. Buscamos la versión de la titular del Minsa, Margarita Gurdián, pero no contestó a un mensaje que le dejamos en su celular.
La doctora María Isabel Selva, Presidenta del Sindicato Médico de Estelí, señaló que las salas donde atendían fueron entregadas al personal administrativo del hospital, por tanto es responsabilidad de ellos lo que pase de ahora en adelante.
Selva dijo que es lógico que el Minsa tenga que buscar a alguien para resolver, pero desde el punto de vista legal eso será temporal, porque como ya las autoridades judiciales señalaron, no puede haber despidos, y una vez que el conflicto se solucione los médicos en huelga deberán reintegrarse a sus labores.
Las manifestantes protestaron ayer en varios puntos del país. En Managua, la Federación de Trabajadores de la Salud (Fetsalud) obstaculizó las vías por algunas horas en varios puntos, también en demanda incrementos salariales. Los trabajadores de los hospitales “Roberto Calderón Gutiérrez” y “La Mascota”, y los del Centro de Salud “Pedro Altamirano”, se juntaron en las cercanías del Mercado “Roberto Huembes” para pronunciarse.
Con pancartas instando a los diputados a renunciar a sus asignaciones para “obras sociales”, con volantes en donde se detallan supuestamente los grandes salarios que reciben allegados al presidente Enrique Bolaños empleados en el gobierno, los médicos Pro Salario, los aglutinados en la Federación Médica y Fetsalud, obstaculizaban la vía por 30 segundos, protestando así pacíficamente.
Para hoy se esperan más protestas que ya anunció el diputado sandinista Gustavo Porras, dirigente de Fetsalud, que pide aumentos salariales del 48% para todo el sector Salud, así como beneficios sindicales.
El viceministro de Salud, Israel Kontorovsky, dijo ayer a los medios que ya habían otorgado más del 13% de salarios y que no había más dinero para eso.
Paros en Ocotal, Masaya…
En Ocotal la situación de la huelga continúa igual desde el 18 de enero, cuando 30 médicos comunicaron a la dirección del Hospital departamental “Alfonso Moncada Guillén” que paralizaban sus labores al 100 %, hasta que el gobierno satisficiera sus demandas salariales.
Según el doctor Freddy Espinoza, director del centro asistencial, afortunadamente el comportamiento epidemiológico está bajo control. “Tratamos de asegurar la ruta crítica en la Sala de Emergencia, Labor y Parto, Cirugía, Neonatología, de hospitalización y de servicio de apoyo indispensables”, indicó.
Siete especialistas y 10 médicos generales mantienen el funcionamiento básico del hospital, de una planilla de 36. El punto crítico lo enfrentan en Sala de Operaciones, donde sólo hay un cirujano dedicado a las emergencias.
Espinoza reconoció que los galenos integrados a sus labores pueden caer en el agotamiento por las rotaciones frecuentes, lo que originaría graves problemas a la atención hospitalaria. Los huelguistas dijeron en Radio Segovia que aun en huelga están con la voluntad de cooperar en los casos donde los pacientes estén muy graves.
Los demandantes de más salarios permanecen por la mañana en el centro asistencial, pero de brazos caídos.
Los dirigentes de Fetsalud en el Hospital Asunción, en Juigalpa, aplaudieron la medida emitida por la Dirección Superior del Ministerio de Salud, al cancelar el área privada de este centro asistencial, porque ese servicio no genera ningún beneficio a los trabajadores.
“Esto (el cierre del pensionado) no es nada nuevo para nosotros, porque desde el año pasado venimos planteando su cancelación debido a los cobros indirectos que se hacían a los pacientes”, declaro Eliécer Siero, Secretario de Fetsalud en el Hospital Regional de Juigalpa.
Dijo que la solicitud hecha a la ministra de Salud es el cierre total, ya que a este centro hospitalario llegan las personas más pobres que en su mayoría venden sus chanchitos y gallinas, y otros empeñan hasta sus casas para pagar la atención médica que les brindan en este centro asistencial.
La dirigencia de Fetsalud se ha dedicado a distribuir volantes entre la población, en las cuales se explica que la salud es gratuita en el Hospital Asunción. Además, le orientan a no hacer ningún pago a la hora de ser atendidos.
Aunque no quiso detallar quiénes son los que le hacen cobros a la población, Siero aseguró que aparte de la dirección del centro, hay otras personas que de manera indirecta se benefician con la recaudación que les aplican a los usuarios de la salud pública.
A los médicos especialistas --que en su mayoría apoyan el paro en demanda de aumento de salario-- los afecta directamente el cierre del pensionado, ya que los servicios privados eran atendidos por ellos, quienes ganan dinero extra por estos servicios.
Las áreas de los privados de los otros hospitales del país continuaban ayer funcionando normalmente, aunque Porras anunció que esperan que se cierren porque para él es “privatizar la salud”.
(Con la colaboración de Ismael López)