Nacional

Comienzan a cerrar los privados

* Anuncian protestas para hoy en todos los hospitales * Mañana en Sébaco obstaculizarán la vía Panamericana

La jornada de protesta que anunció la semana pasada la Federación de Trabajadores de la Salud (Fetsalud) inició ayer.
En los hospitales “Lenín Fonseca” y “Bertha Calderón”, trabajadores de la Salud demandaron incremento de salario y obstaculizaron las vías por algunos minutos.
En el Hospital Asunción, de Juigalpa, se cerró el área que funcionaba como privada, y el dirigente de la Salud, Gustavo Porras, anunció que pugnará para que se cierren todos los privados.
Porras dijo que hoy protestarán los trabajadores de los hospitales “Roberto Calderón” y “La Mascota” (de niños), y mañana esperan que los trabajadores del sector Salud de Matagalpa protesten en Sébaco y obstaculicen la Carretera Panamericana, principal vía de acceso a Managua.
El dirigente sindical señaló que ellos reclaman 48 % --aunque dejó entrever que ese porcentaje es negociable-- de incremento salarial para todos los trabajadores de la Salud, 60 millones de córdobas para comprar medicinas y abastecer centros de salud, y nuevas firmas de convenios colectivos, así como que se elimine el trato diferenciado en los hospitales que funcionan como áreas privadas para los que pueden pagar, porque eso es --según Porras-- privatizar la salud.
Las protestas de Fetsalud se unen a la huelga que desde hace dos meses y medio sostienen los médicos especialistas (Pro Salario) también por demandas salariales. Los especialistas ahora se han flexibilizado y aceptarían un incremento del 30 por ciento este año y el resto el próximo.
El gobierno ha dicho que no hay dinero para aumentos salariales porque se incrementaría el techo fiscal y el país se saldría de los acuerdos con los organismos financieros internacionales.
En el Presupuesto de 2006, al sector Salud se le aprobó un incremento salarial de 13% que no es suficiente, según Porras. El Minsa tienen presupuestado para 2006, 2 mil millones 791 mil 600 córdobas, y para pagar deuda externa e interna los diputados aprobaron 4 mil millones 923 mil 400 córdobas, equivalentes del 20% del Presupuesto General de la República, según datos del Ministerio de Hacienda y Crédito Público (MHCP).
Protestarán frente a FMI y BM
Porras manifestó que junto a trabajadores de la Salud (unos 20 mil afiliados a Fetsalud), protestará frente al Fondo Monetario Internacional (FMI), Banco Mundial (BM) y otros para que flexibilicen sus posiciones y le permitan al gobierno negociar aumentos salariales. Quisimos conocer la versión de Mario Arana, titular del MHCP, pero no contestó su teléfono móvil.
Al gobierno se le avecinan protestas del sector Educación, también por incrementos salariales, y los buseros exigirán en los próximos días subsidios o incrementos en la tarifa del pasaje que en Managua es de 2.50 córdobas.
Medidas del Minsa contra Pro Salarios
Los servicios que el Hospital Asunción de Juigalpa, Chontales, prestaba en el área privada, fueron cerrados ayer.
En esa área atendían los médicos Pro Salario que no están prestando servicios en el área pública, pero sí lo hacían en el privado.
Antonio Calvo, Director del Silais-Chontales, afirmó que la medida fue emitida por medio de una circular firmada por la Dirección Superior del Ministerio de Salud, en la cual se establece el no ingreso de pacientes a las áreas privadas de los hospitales públicos.
Llamamos ayer a la titular del Minsa, Margarita Gurdián para conocer su versión, pero no contestó su teléfono móvil.
Claramente se ve que la decisión es contra los médicos Pro Salario.
“Si los galenos están en huelga, ¿cómo ingresan pacientes al servicio privado?”, se preguntó el doctor Calvo, y comentó que la actitud de los especialistas va en contra de toda lógica.
Recordó el titular del Silais que en las unidades hospitalarias se brinda servicio público y atención privada. Además, se ofrece asistencia a los asegurados a través de la compra y venta de servicios de la Clínica Previsional Asunción.
El doctor Diego Calvo no descartó que el área de pensionado se cierre definitivamente, porque existe presión de los trabajadores y de la misma población.
Según el funcionario, el dinero recaudado en el pensionado era depositado en la cuenta única de la Tesorería General de la República, luego lo desembolsaban para la compra de medicamentos, mejora en la alimentación y el mantenimiento menor del hospital.