Nacional

Arrecian demandas sociales

Al menos 20 mil trabajadores de la salud se unen al paro, mientras funcionarios de los juzgados paralizaron las labores por un momento, en demanda de mejorías salariales

La huelga que desde hace más de dos meses sostienen los Médicos Pro Salario se fortaleció hoy después que la sandinista Federación de Trabajadores de la Salud (Fetsalud) decidió unirse al paro, informaron fuentes gremiales.
Los miembros de Fetsalud, que aglutina a unos 20.000 trabajadores de ese sector entre enfermeras, camilleros, especialistas en laboratorio, personal administrativo y conserjes, decidieron hoy sumarse a la huelga para demandar aumento salarial.
Imágenes difundidas por la televisión local mostraron cómo trabajadores del hospital "Lenín Fonseca" con mantas en sus manos cerraron por unos minutos una de las avenidas de la capital para impedir el tráfico de vehículos.
La Policía Nacional ha pedido a los galenos que se abstengan de interrumpir el tráfico, porque de lo contrario tendrían que restablecerlo por la fuerza.
Aceptan negociar
El dirigente de Fetsalud, el diputado sandinista Gustavo Porras, dijo que la demanda de un ajuste salarial es del 48 por ciento, pero que el mismo es "negociable".
También demandaron agilizar las negociaciones del Convenio Colectivo y el cierre de las áreas privadas de los hospitales públicos, porque consideran que fomentan la privatización de la salud.
Adicionalmente, Fetsalud reclama 50 millones de córdobas (2,9 millones de dólares) para comprar más medicinas para los hospitales.
Mantienen demanda por el 70%
Más de 3.000 galenos del movimiento de Médicos Pro Salario se encuentran en huelga desde el 14 de noviembre pasado, para demandar un aumento de sueldo del 140 por ciento.
Los huelguistas demandan que el aumento de sueldo sea del 70 por ciento para este año y otro 70 por ciento para el próximo año.
Los médicos han prometido que también se harán plantones frente a los edificios de organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial y del Sistema de Naciones Unidas.
El Gobierno ha argumentado que no tiene suficientes recursos para otorgar el aumento que los médicos demandan y ha llamado a los dirigentes del paro a que lo depongan para poder negociar una salida viable, luego que el Ministerio del Trabajo declaró ilegal la huelga.
La huelga médica mantiene paralizado el sistema de salud nicaragüense, mientras otros gremios como el de los maestros y el de los transportistas han amenazado con iniciar paros de labores en demanda de más recursos para mejores sueldos.
Por otra parte, trabajadores de los tribunales de Managua paralizaron hoy, lunes, sus labores durante mediodía para respaldar sus demandas de aumentos de sueldos por porcentajes no precisados, que hacen a las autoridades de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).