Nacional

Amenazan empleados de juzgados


Ernesto García

La agitación social promovida por sindicatos de distintas entidades de servicio público podría subir de intensidad a partir del próximo lunes, luego que la dirigencia de los trabajadores judiciales amenazó con paralizar sus labores en demanda de mejores salarios.
“Vamos a paralizar nuestras labores todos los trabajadores de los Juzgados de Managua, Instituto de Medicina Legal, Tribunal de Apelaciones, Registro de la Propiedad y la Escuela Judicial”, aseguró Carlos López Tinoco, dirigente de los trabajadores judiciales.
Tinoco dijo que el reclamo laboral es por el incumplimiento de las autoridades del Poder Judicial, las que supuestamente les habían prometido un incremento salarial para este año, el cual no salió reflejado en el pago del mes de enero.
Aunque en septiembre del año pasado los trabajadores judiciales y jueces, “pujaron” fuerte por un incremento salarial del 20 por ciento, en esa ocasión los magistrados de la Corte Suprema de Justicia les habrían dicho que el mismo sólo sería posible si la Asamblea Nacional les aprobaba el 4% del Presupuesto General de la República como establece la Constitución.
Apoyaron demanda del 4% para nada
Fátima Mayorga, Secretaria de Actuaciones del Juzgado Sexto Penal de Juicio, dijo que aunque los trabajadores apoyaron con marchas el reclamo del 4% constitucional para el Poder Judicial, ahora no les cumplen lo prometido.
“Nos utilizaron (los magistrados de la Corte), porque nosotros hasta marcha hicimos apoyando el cuatro por ciento para la Corte, y ahora ellos no nos cumplen”, reiteró Mayorga.
Mameli Ferreti, oficial de prensa de la Dirección de Relaciones Públicas, de la Corte Suprema de Justicia, dijo que el presidente del Poder Judicial, magistrado Manuel Martínez, se pronunciará el próximo lunes en torno al reclamo gremial.
“El presidente de la Corte Suprema externará su posición en torno a ese tema el próximo lunes, cuando esté en los juzgados entregando once motocicletas para la Oficina de Notificaciones”, aseguró Ferreti.
Al anuncio de suspensión de labores de los trabajadores judiciales se suma la huelga médica que tiene tres meses, las amenazas de paro laboral de los maestros al inicio del año escolar, y el tradicional de los buseros que nuevamente exigen incremento en la tarifa del pasaje en las rutas urbanas de la capital o bien otro millonario subsidio, en caso contrario también paralizarán sus unidades a partir del próximo seis de febrero.