Nacional

Asesinan a otros dos nicas en Guatemala

* Cayeron aparentemente en fuego cruzado entre pandillas * Historia de la joven, una bachillera sin posibilidad de trabajar en su patria, es el fiel reflejo del drama económico y el obligado éxodo de los nicaragüenses

LEÓN -Dos nicaragüenses murieron en Guatemala en circunstancias aún no aclaradas, sin embargo, la madre de una de las víctimas dijo que fueron impactados por balas durante un enfrentamiento entre dos maras o pandillas en las cercanías del poblado de Izabal.
Una de las fallecidas fue Leda María Delgadillo Olivas, de 26 años, habitante del barrio El Calvarito, de León, y el otro solamente fue identificado como
Carlos Alberto, de 22 años.
Según María Urania Olivas, madre de Delgadillo Olivas, el miércoles vía telefónica fue informada desde Guatemala de la muerte de su hija y amigo.
“Me dijeron que la habían matado cuando iba al hospital a visitar a una compañera, se bajaba del carro cuando empezó un pleito con pistolas entre unos pandilleros y le dieron a ella y a Carlos Alberto, pero no me dieron más detalles”, afirmó la progenitora.
La buscaron hasta que la encontraron
Los compañeros de trabajo y de habitación de Leda María Delgadillo empezaron a preocuparse cuando no llegó a la casa a dormir, ya que nunca faltaba sin
avisar.
Fue así, de acuerdo con la versión brindada a la madre, que empezaron la búsqueda en la Policía y hospitales, hasta que la encontraron en la morgue junto a Carlos Alberto.
Última llamada el martes
De acuerdo con doña María, las últimas palabras que logró escuchar de su hija fueron: “Cuídense mucho”, durante una llamada que hizo el pasado martes en la noche.
“Ella llamaba frecuentemente preguntando por su muchachito y por todos, jamás pensé que iba a ser la última vez que la iba a oír”, dijo visiblemente impactada.
La joven vino a vivir en familia la Navidad, y el cuatro de enero regresó al país que le aseguraba un sustento para sus seres queridos.
Viajó con Carlos Alberto, al cual conoció en Guatemala hace un par de años, y con quien había establecido una sólida amistad, ya que también era originario de León.
Viajaron en busca de mejorar sus vidas
Leda María tenía ocho años de estar trabajando en Guatemala. Logró bachillerarse, pero al no encontrar un trabajo que le permitiera salir adelante, decidió buscar mejores horizontes en el país centroamericano.
Cuatro años después de residir fuera de Nicaragua regresó con la esperanza de quedarse. Dio a luz, y a los pocos meses volvió a Guatemala decepcionada porque no pudo levantar cabeza en el suelo que la vio nacer.
Según la madre, se desempeñaba como administradora en un supermercado en Izabal, y le enviaba mensualmente dinero a su hijo de cuatro años.
“Es triste, se fue buscando fortuna y la mala suerte acabó con su vida, sólo nos queda resignación”, refirió Pedro Ramón Delgadillo, padre de la difunta.
La preocupación de la madre es que si podrán enterrarlos aquí en Nicaragua. A las doce del día de ayer los amigos le informaron que habían sacado ambos cuerpos de la morgue y estaban tratando de salir de la frontera, pero no habían podido.
La Cancillería confirmó la muerte de ambos nicaragüenses, y aseguró que establecieron contacto con la Embajada de Nicaragua en Guatemala para realizar los trámites de traslado de ambos ciudadanos.
Desde ayer jueves, amigos, vecinos y familiares hicieron los preparativos para las honras fúnebres.