Nacional

Dudan que menor muerta estuviera embarazada

* Una trágica historia de amor entre adolescentes que comenzó en Chinandega y terminó en hospital de León

La muerte de una menor de edad --de doce años-- que según familiares fue sometida a un aborto, todavía no se esclarece, ya que informes médicos preliminares indican que no existen indicios de que la adolescente haya estado embarazada.
“Al menos en el examen a simple vista efectuado al útero, no hay evidencias contundentes de que la niña estuvo embarazada ni que sufrió un aborto, pero hay que esperar los resultados de toxicología y microscópicos para conocer las verdadera causas de la muerte”, externó el médico forense Paulino Medina.
La niña, de doce años, llegó al hospital de León en estado grave la noche del martes. Fue ingresada a cuidados intensivos, y dos horas y media después falleció. El subdirector del centro hospitalario, doctor Marcial Montes, explicó que ingresó con una infección generalizada en el cuerpo.
Le dieron de tomar sustancias extrañas
Según versiones de Flor María Patricia Ulloa, hermana de la fallecida, ésta les manifestó que familiares de su novio la llevaron a un lugar donde le dieron de beber medicinas y sustancias extrañas con el fin de que abortara, porque creyeron que estaba embarazada, pues tenía dos meses de retraso en su ciclo menstrual.
El novio tiene 17 años y es originario del mismo reparto. La Comisaría de León refirió que la familia de la adolescente interpuso una denuncia por violación en la Policía de Posoltega, cuando se enteraron de la relación de ambos adolescentes.
Al respecto, la capitana Carmen Montes, de la Comisaría de Chinandega, dijo que a la familia ante la acusación le extendieron dos órdenes: una para valoración psicológica y otra para la forense de Chinandega, “sin embargo no se presentaron a ninguna, hasta que conocimos que murió”.
Familia desconocía la situación
A los dos días de ingerir los preparados caseros sufrió fuertes dolores de estómago, por lo que fue llevada al centro de salud. Como ni el sangrado ni los síntomas disminuyeron, los familiares la trasladaron al hospital de Chinandega, donde fue asistida en el área de Ginecología.
“La familia asegura que hasta entonces conocieron por boca de la pequeña las sospechas de un embarazo y un posible aborto provocado por sustancias que le dieron”, indicó la oficial Sandra Bárcenas, de la Comisaría de la Mujer de León.
Una vez atendida en el hospital de Chinandega regresaron a su casa en el reparto “La Esperanza”, cerca del volcán Casitas, en Posoltega. El sangrado había disminuido, pero el estado de salud se descompensaba rápidamente por lo que decidieron llevarla al hospital de León.
Los resultados de las pruebas microscópicas que pueden referir si hay cambios en el útero por la gestación, de acuerdo con el doctor Edgard Orozco estarán listas hasta el lunes.
En tanto, la Comisaría de Chinandega informó que hasta hoy viernes el forense analizará el expediente del Hospital “Mauricio Abda-lah” para conocer el estado en que llegó la niña.
Silais investiga
La doctora María Antonia Tijerino, Directora del Sistema Local de Atención Integral en Salud (Silais) de Chinandega, informó que investigan exhaustivamente la historia clínica, y están a la espera del resultado final del forense y de patología para definir la causa de la muerte de la niña.
“Tenemos que ser cuidadosos con este hecho. No podemos decir de qué murió la niña. No he visto el expediente, hay que analizarlo. El dictamen definitivo estará listo la próxima semana. No podemos dar un diagnóstico de las causas de la muerte mientras no terminemos la investigación”, aseguró.

(Con la colaboración de Róger Olivas)