Nacional

El liderazgo de Handal y su ausencia del FMLN


Mauricio Miranda

La solidez que legó el ex jefe militar salvadoreño Schafik Handal, al Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) mantendrá fortalecida a esta organización política y evitará que la dirigencia y las bases se dividan.
Así lo sostienen el analista político Aldo Díaz Lacayo, y las comandantes sandinistas Olga Avilés y Mónica Baltodano, quienes lo conocieron durante los años de lucha contra las dictaduras en Nicaragua y El Salvador.
De hecho, el primer efecto que tendrá la ausencia de Handal en el FMLN será una respuesta positiva de parte de los votantes en las elecciones de marzo próximo para elegir a diputados y alcaldes, según Díaz Lacayo.
“Mi primera impresión es que la ponderación positiva que se está haciendo del liderazgo de Schafik Handal en El Salvador, en el ámbito regional y en otras latitudes, va a influir en las elecciones para diputados y alcaldes en marzo”, apuntó el analista político.
A pesar de su verticalismo
“También pienso que a pesar de que el FMLN tuvo un origen político militar y que el liderazgo de Handal puede considerarse vertical, logró cierta institucionalización en el partido”, señaló. Díaz Lacayo sostiene que debido a esta institucionalización, “su muerte no va a provocar disputas internas por llenar el vacío”.
Señaló, además, que las circunstancias políticas “favorables” hacia la Izquierda en América Latina, incidirán en pro de “las discusiones y análisis del liderazgo del FMLN en torno a la elección de un nuevo líder”.
“Ellos no van a correr el riesgo de provocar una división en un momento en que la Izquierda en América Latina está viviendo un flujo importante en la historia de la región”, apuntó el analista político.
Por su parte, la comandante Olga Avilés, acongojada por la repentina muerte del líder de izquierda salvadoreño, asegura que el FMLN no perderá la fortaleza ni la dirección. “Las organizaciones de izquierda, los revolucionarios, siempre tratan de ir haciendo un nuevo cuadro, alguien que va incluso superando al dirigente”, señaló Avilés.
Según recuerda la ex combatiente sandinista, ella y Handal conversaron varias veces en congresos y en actividades políticas realizados en distintos países del mundo. “Nos vimos en un congreso en Suecia y en otro en México”, relata.
“Lo recuerdo bien joven y de carácter fuerte, bien decidido, radical, muy moralista en las cuestiones revolucionarias, a la militancia le exigía bastante”, señala Avilés.
Al estilo Carlos Fonseca
Sostiene que el “puritanismo terrible” de Schafik Handal, “es de esos líderes, diría yo, al estilo Carlos Fonseca”.
Avilés no logra arrancar de su mente la rudeza de su carácter por el compromiso revolucionario. “Durante la lucha de El Salvador él decía que había que luchar con ahínco porque el imperialismo no daba tregua, decía que si el soldado que estaba en el frente de batalla flaqueaba, la revolución podía fracasar”, comenta la comandante Avilés.
Asegura que por su personalidad, Handal se ganó el respeto de muchos en las bases del FMLN. Reconoció también su “enorme capacidad de trabajo”, y lo recordó como una persona “fiel a sus ideas”. “Tal vez se le pueden criticar sus decisiones fuertes, verticales y hasta extremistas, pero que en su momento eran importantes”, dijo Avilés.
Por su parte, la comandante Mónica Baltodano, apesadumbrada, reconoció en la personalidad de Handal las cualidades intrínsecas de un verdadero líder, capaz de asumir las consecuencias de su discurso.
Baltodano y Handal coincidieron en el exterior cuando buscaban por sus medios la manera de obtener apoyo y recursos para desarrollar la lucha armada contra las dictaduras en sus países.
Todavía el año pasado compartieron sus ideas durante el Encuentro Continental contra el ALCA, celebrado a fines de abril en La Habana, Cuba. “Estaban en la mesa con él Hugo Chávez, Evo Morales y Fidel Castro”, comentó Baltodano.
“Estuvieron marchando con los obreros y todo el pueblo cubano en la celebración histórica del Primero de Mayo, donde Schafik dio un discurso en la Plaza de la Revolución en La Habana”, relató Baltodano.
“Yo diría que Schafik es un respetuoso hijo de Sandino, como líder latinoamericanista”, dijo Mónica. “Handal es un hombre que vivió como predicó, y en eso se diferencia de la dirigencia actual del Frente Sandinista”, expresó.