Nacional

Médicos bajan monto, pero Hacienda no cede

* Piden el 30% de incremento salarial, aceptando que se entregue vía bono mensual en concepto de canasta básica y en asignación de combustible

Lucía Navas

Aun cuando se agrava el conflicto en el sector Salud, el Ministerio de Hacienda y el Ministerio de Salud (Minsa) no consideran viable la contrapropuesta de la Federación Médica, que ahora pide el 30% de incremento salarial, aceptando que se entregue vía bono mensual en concepto de canasta básica y en asignación de combustible.
La demanda incluye que el Gobierno se comprometa a nivelarles el salario al promedio centroamericano para 2008. Inicialmente se exigía el 70% de ajuste en el pago.
Sin embargo, anoche se conoció que Hacienda y Crédito Público rechazó la propuesta, pues de dar el 30% de aumento vía bono se sigue afectando el rubro de pago por “servicios profesionales” del Minsa, y significa desembolsar 207 millones de córdobas adicionales a los 152 millones ya otorgados en el Presupuesto.
Tampoco se acepta la propuesta porque se pide que a los médicos residentes se les nivele el salario a la categoría de un especialista de base en el Minsa, con lo cual se obligaría a que los contrataran. El obstáculo con esto es que los residentes se consideran estudiantes a los que se les permite hacer sus prácticas en los hospitales públicos, y por tanto no pueden contratarlos, pero además porque ya se les paga.
Lo que está dispuesto a dar el Gobierno es un plan de viviendas donde se subsidie a los médicos la prima para la compra, así como el Seguro de Vida y otros beneficios.
Médicos en las calles
Este retroceso en las negociaciones podría provocar que se arrecie más la protesta. Los galenos desde ayer optaron por obstaculizar el tránsito en la capital.
Los médicos en paro en el Hospital “Roberto Calderón” detuvieron por tres horas el tráfico, ocasionando un incidente con la Policía de Managua cuando se trató de despejar la vía.
Los huelguistas distribuyeron volantes con la lista de 47 parientes del presidente Enrique Bolaños que trabajan en el Gobierno, a los cuales se les paga entre dos mil y 10 mil dólares, que representan tres millones y medio de córdobas del Presupuesto de la República, los que exigían se trasladen al Minsa para satisfacer las demandas salariales de los trabajadores y para mayor compra de insumos médicos.
No hubo forcejeo físico, pero sí una fuerte discusión entre una médico y el jefe de la Policía de Managua, comisionado Carlos Bendaña, quien advirtió que no permitirá que haya más tranques por parte de los médicos, y que hará uso de cualquier mecanismo para evitarlo.
También dijo que, de ser necesario, la fuerza pública intervendrá en los hospitales si se repiten forcejeos entre los huelguistas y el personal enviado por el Minsa a hacerse cargo de las áreas de emergencia.
Por su parte, la ministra Gurdián consideró una “provocación” de los médicos en huelga “al hostigar al personal que sí está ateniendo a la población. Dijo que de seguir esta situación solicitará a las Naciones Unidas que ponga observadores en las unidades de Salud para que se respete el derecho de brindar asistencia.
“No queremos usar la fuerza pública, pero tampoco que se atente contra la integridad física de las personas que sí atienden”, dijo Gurdián, al agregar que ha recibido varias denuncias de que los médicos en paro niegan la asistencia en los hospitales públicos, “pero le dicen al paciente que lo pueden atender en su clínica privada”.
En el Hospital de León, igual, hay tensiones luego que la Dirección suspendió la alimentación a todos los residentes e internos que están en la protesta.
La situación empeora, pues el secretario de la Federación de Trabajadores de la Salud (Fetsalud) y diputado, Gustavo Porras, anunció que si bien la reincorporación de ese sector a la protesta no implica el cierre de las emergencias, sí contempla protestas en las calles.
Porras presentó a la ministra de la Salud, Margarita Gurdián, la demanda de 400 millones de córdobas para medicinas, un aumento salarial del 45 por ciento y que se eliminen los cobros en los hospitales públicos.
Investigan muertes
La ministra Gurdián dijo que se investiga si la muerte de un niño de tres meses de nacido se debió a la falta de atención en los centros asistenciales por la huelga médica.
Maribel López Martínez acusó a los médicos del área de emergencia del Hospital “La Mascota”, de ser los responsables de la muerte de su hijo, Moisés López, de tres meses de nacido, por no haberle prestado atención pese a que sufría de neumonía.
También se investiga el fallecimiento de la joven Maritza Vivas Alarcón, de 20 años, originaria de El Rama, en la RAAN, que estaba interna en el hospital de Chontales. A ella le negaron el traslado a un centro asistencial de Managua
(Con la colaboración de Yaoska Dávila, José María Centeno, Marianela Flores, Leopoldo López y Alberto Cano)