Nacional

Viagra puede lesionar ojos

* Fármaco, al parecer, baja nivel de irrigación sanguínea de nervio óptico… y lo eleva en otra parte

EL PAÍS, Barcelona
Viagra y Cialis, los fármacos utilizados para tratar la impotencia, podrían estar asociados con un mayor riesgo de lesión del nervio óptico en hombres con antecedentes de infarto o hipertensión, según sugiere un pequeño estudio de la revista British Journal of Ophtalmology. Por ello, los médicos que receten esos medicamentos deberían advertir a los pacientes sobre el riesgo potencial, afirman los autores.
Los hallazgos se basan en datos de 76 hombres que acudieron a una clínica oftalmológica de EU. La mitad de ellos presentaba una lesión del nervio óptico, conocida como neuropatía óptica isquémica anterior no arterítica (NOIA-NA), que es la forma más común de lesión de este nervio en ancianos. La otra mitad, seleccionada al azar, no presentaba la dolencia y fue utilizada como grupo control.
Una de las variables que se analizaron fue que se les había recetado Viagra o Cialis para las disfunciones eréctiles. Ambos grupos eran similares en cuanto a edad y estilo de vida, y los hombres con lesión del nervio óptico no tenían más probabilidades de haber ingerido fármacos contra la impotencia que los del grupo control. Pero los hombres que habían padecido un infarto tenían una probabilidad 10 veces superior de sufrir una lesión del nervio óptico si habían tomado esos medicamentos, aunque este dato no es estadísticamente significativo.
Estudio pequeño
Los autores advierten de que su estudio es pequeño, pero señalan que los fármacos podrían reducir el flujo sanguíneo al nervio óptico anterior, lo cual provoca una lesión en los tejidos. Los medicamentos podrían elevar el riesgo de NOIA-NA en los pacientes con enfermedad vascular, que ya son más propensos, explican.
En un comentario editorial adjunto se indica que, al parecer, algunos pacientes que han sufrido una pérdida de visión a consecuencia de la NOIA-NA han decidido denunciar a Pfizer, el fabricante de Viagra.
El editorial agrega que Pfizer ha declarado que no existían informes de NOIA-NA en los ensayos realizados con el fármaco antes de obtener la autorización, y que se habrían comunicado más casos relacionados con este tipo de medicamentos si la asociación fuera algo más que una coincidencia. Sin embargo, el editorial apunta que los médicos quizá no pregunten a los pacientes a los que se ha diagnosticado NOIA-NA si toman Viagra o Cialis.