Nacional

Minsa en negociaciones paralelas

Los médicos presentan hoy una nueva propuesta, aceptando el incremento salarial del 35%, mientras MINSA planea una nueva “revisión de números” con Hacienda. En las negociaciones también participa Fetsalud.

Lucía Navas

El Ministerio de Salud (MINSA) mantiene negociaciones paralelas con la Federación Médica y la Federación de Trabajadores de la Salud (Fetsalud), en un intento por equiparar a todo el sector médico los beneficios salariales que las autoridades de salud podrían aprobar, de llegar hoy mismo a un acuerdo.

Margarita Gurdián, Ministra de Salud, confirmó que a partir de las 10:30 a.m. (hora local) se reunirá con los dirigentes de Fetsalud, después que los miembros de la Federación Médica flexibilizaron sus demandas, durante un encuentro con sus “bases” del Consejo Médico.

En términos generales, los miembros de la Federación Médica aceptan un incremento salarial del 35% (la demanda original plantea una demanda por el orden del 70%) sumado a una serie de beneficios como proyectos habitacionales y un seguro médico.

Incluso los médicos confirmaron esta mañana, que de no ser posible tal incremento, aceptarían que se compensaran en bonos de combustibles y de acceso a la Canasta Básica.

Se sienten presionados

Los médicos incluso, admitieron que de llegar a un acuerdo, estarían en la disposición de abandonar el paro hoy mismo, confesándose “presionados” por los niveles de violencia que ha tomado la huelga.

Como parte de esos factores de presión, incluyen el robo de un bebé en el hospital de Juigalpa, dos incidentes de ayer en los hospitales de Granada y Managua, y el reciente pronunciamiento de los obispos, llamando a la cordura.

Los médicos presentaron esta mañana una nueva propuesta al gobierno, encaminada a encontrar una solución definitiva al paro de salud, que ya ha acumulado más de dos meses, informaron fuentes de la Federación Médica.

La iniciativa, que es presentada en estos momentos en el Hospital Lenín Fonseca, incluye que los médicos aceptarán el incremento salarial de un 35%, en lugar del 70%, en base al cual han manejado la protesta.

Además, aceptarían el resto de beneficios sociales como un proyecto habitacional y seguro médico permanente.

Hacienda decidirá

El Ministerio de Salud espera esta nueva propuesta, para luego reunirse con el Ministerio de Hacienda, ante el cual hará una revisión, previo a una reunión con los médicos en paro.

La huelga, que ya ha alcanzado más de dos meses, alcanzó ayer ribetes de violencia, cuando los miembros de la Federación intentaron desalojar al personal de apoyo que mantenía las atenciones de Emergencia en el Hospital de la Mujer de Managua, y el Hospital de Granada, “Amistad Japón-Nicaragua”.

Ayer mismo la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN), que aglutina a una de las mayores facultades de Medicina del país, demandó a sus estudiantes, médicos residentes en los hospitales públicos, que se integren de inmediato a las labores, o se atendrán a las consecuencias académicas.