Nacional

Extraño robo de bebé en hospital de Jinotepe

* Estuvo embelesada viéndolo, le dio el pecho y en un descuido se lo llevó

JINOTEPE, CARAZO
Dar con el paradero de la mujer que se robó un recién nacido de la Sala de Neonatos del Hospital Regional Santiago, de Jinotepe, es el reto que tiene por delante la Policía de Carazo, pero hasta ayer con lo único que contaba el equipo de investigadores era con la descripción de la mujer, que primero amamantó al bebé y luego se lo robó sacándolo del hospital entra las 3 y 4 de la madrugada del martes, sin que los vigilantes y tampoco las enfermeras se enteraran de lo sucedido.
Esta negligencia le acarreó duras críticas a la dirección del hospital y sembró el temor entre el resto de las recién alumbradas que se encuentran en el centro asistencial, al quedar en tela de duda la seguridad que el hospital ofrece.
Y es que hasta la misma Policía se encuentra desconcertada, y nadie se explica cómo es que las enfermeras permitían que la mujer diera el pecho al tierno, sabiendo que no era su madre, pues ésta, por su estado de cesareada permaneció todo el tiempo en la cama y ni siquiera conoció al niño, porque una vez que lo trajo al mundo fue enviado a neonatos de donde se lo robaron.
Por eso el robo de la criatura se ha convertido en un verdadero misterio, porque la mujer que se lo llevó no dejó rastro alguno, a lo que se agrega la falta de elementos con que cuenta la Policía porque nadie vio ni escuchó nada, y así es difícil precisar lo que realmente sucedió, dijo a EL NUEVO DIARIO el jefe de Auxilio Judicial de la Policía de Carazo, comisionado Fidel Domínguez.
Pidió ropa a la madre
Xóchitl del Carmen González Molina, de 24 años, la madre del bebé, que se encuentra angustiada por el robo de éste, asegura que miró un par de veces a la ladrona, y que la última vez llegó a pedirle la ropa del tierno para cambiarlo, y fue entonces cuando la mujer sacó del hospital a la criatura.
Las enfermeras que estuvieron de turno en neonatos confirmaron que la mujer se veía interesada en el bebé, y desde los ventanales observaba cuando el niño lloraba y pedía que la dejaran entrar para darle el pecho.
La directora del hospital, doctora Miriam del Carmen Álvarez García, tras lamentar lo sucedido, dijo tener confianza en que el bebé aparecerá, y aunque admitió que hubo descuido de las enfermeras, expresó que la mujer a todo el mundo sorprendió con su actuación, por lo que desde ayer las medidas de seguridad fueron reforzadas y lo mismo sucedió en el Hospital San José, de la ciudad de Diriamba.
Uno de los investigadores, entre tanto, comentó que días atrás en el hospital se dieron dos óbitos fetales, que la misma dirección reconoce, pero lo que no se dijo es que uno de los fetos llegó a ser reclamado por otra persona que no era la madre.
El comisionado Fidel Domínguez confirmó ayer que el feto que fue entregado confundido, era de la señora Carmen Gutiérrez Romero, de 30 años, quien vive en La Boquita, y cuya descripción coincidía con la de la señora que se llevó al bebito, por lo que ayer fue visitada por la Policía. Sin embargo, se descartó que tenga algo que ver en el robo de la criatura, y el cerco de sospechosos se agota para las autoridades.
El jefe de Auxilio Judicial de Carazo confirmó que un equipo de 22 investigadores, muchos de ellos llegados de la capital, está en función de esclarecer el robo del tierno, pero hasta ayer la investigación había progresado poco.