Nacional

Crece sueño de separar a las siamesas nicas

* Se mantienen ofertas de organismos internacionales * Atrasos burocráticos y poco interés de médicos costarricenses

Corresponsal Costa Rica
josmen_02@yhaoo.com
Pronto cumplirán cinco meses, y a pesar de que nacieron unidas por el tórax, que comparten el hígado y una aurícula del corazón, su salud y crecimiento ha sorprendido a más de uno.
Y es que tanto Fiorella como Yurelia, las siamesas de padres nicaragüenses, gozan de un buen desarrollo clínico, como dando el mensaje: "Nos estamos preparando para cuando nos puedan separar". Ese es el sueño de su sus padres, María Elizabeth Arias Ruiz y José Luis Rocha, quienes están a la espera de una cita médica en el Hospital del Niño, que arrojará un diagnóstico más acertado sobre la posibilidad de separarlas con éxito.
Buena noticia se mantiene
Sin embargo, aparte de esa cita, el doctor guatemalteco Werner Cajas Dubón y otros colegas suyos en California, se han mantenido en contacto con este corresponsal para hacer efectiva la buena noticia que le comunicamos en octubre pasado a doña María Elizabeth, como es que están en la disposición de hacerse cargo de los chequeos médicos, transportación, alojamiento y cirugía para separarlas.
El galeno Werner tenía planes de venir en enero, al igual que el especialista cardiovascular Alfredo Trento, pero en diciembre viajó a Colombia, y luego la organización Healing The Children --a la que pertenecía-- cambió de razón social.
Ahora se llama Mending Kids International, cambio que representó muchas trabas burocráticas, según nos informó el doctor, pero lo más importante es que sostiene que la buena noticia transmitida (a la mamá de las siamesas) por EL NUEVO DIARIO continúa en pie, y que están realizando las últimas coordinaciones para llegar a Costa Rica y hacer las valoraciones a las niñas.
"La semana pasada tuvimos nuestra primera reunión del año, de Junta Directiva, sólo que nuestra razón social cambió, ahora nos llamamos Mending Kids International, y para que fuera reconocida e incorporada al Estado de California como una organización no lucrativa, nos llevó una serie de trámites burocráticos que finalmente se completaron. En dicha reunión se tocó el tema de todos los casos que están actualmente en California (11 niños) y los que están por venir, entre éstos el caso de las nenas que nos ocupan en esta conversación", indicó.
A las buenas intenciones, se le sumó que en dicha reunión estuvo uno de los patrocinadores que va a donar la mayor parte del dinero. "Se le planteó cuáles son los planes, se le dio un presupuesto estimado de todos los costos, sólo que estamos en pláticas con el cirujano plástico que estaría a cargo de la reconstrucción del tórax, para coordinar el mejor momento para que en conjunto con el cirujano cardiovascular ir a Costa Rica a evaluar a las niñas", anunció Werner.
Poco interés de médicos ticos
Añadió que las comunicaciones que hemos intercambiado (mensajes, fotografías de las siamesas y cartas de la mamá), se las ha enviado también a la directora ejecutiva de la organización, Cris Embleton. Ambos, en los próximos días, se comunicarán vía telefónica con este servidor para ayudarles y orientarles en su viaje a Costa Rica.
Cabe destacar que desde que ellos mostraron su interés por ayudar a las siamesas, aún no han logrado sostener un intercambio de información serio con sus homólogos ticos que atienden el caso, esto, a pesar de que fui directamente al hospital a dejarles los “email” y números telefónicos para que se comunicaran.
"La directora ejecutiva de nuestra organización me dijo que los especialistas de acá desean información médica de las nenas. No estoy seguro si los especialistas (ticos) han establecido contacto con los doctores Alfredo Trento y Mark Urata, en California, de no ser así, por favor consígame las direcciones electrónicas de los médicos a cargo del caso, y yo buscaré el medio de que puedan establecer contacto", solicitó el galeno.
En días pasados, cuando conversamos con la mamá de las siamesas, dijo que los doctores no le han querido dar mayor información de la hoja clínica de las bebés, y que incluso le dijeron que no podían darle detalles para los otros doctores, porque si ellos son los interesados, que usen los canales de comunicación correspondientes.
"Me alegro de que las niñas estén estables, mantendremos la comunicación con usted y nuestra propuesta se mantiene en pie. Tan pronto tenga el visto bueno para ir a Costa Rica, me estaré comunicando contigo y así coordinar el viaje", indicó finalmente el doctor Werner Cajas Dubón, quien fue parte del equipo médico que con éxito, en 2002, logró separar a las siamesas guatemaltecas María Teresa y María de Jesús Quiej Álvarez, las cuales estaban unidas por las cabezas.