Nacional

UNAN advierte a médicos residentes

Los llaman a detener el paro que mantienen junto a la Federación Médica, o se atendrán a “consecuencias académicas”

La Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN), que aglutina a una de las mayores facultades de Medicina del país, demandó hoy a sus estudiantes, médicos residentes en los hospitales públicos, que se integren de inmediato a las labores, o se atendrán a las consecuencias académicas.

Los médicos residentes se mantienen unidos a la huelga médica decretada por la Federación Médica, pese a la declaratoria ilegal del paro, y aún cuando estos ya recibieron sus primeras cuotas salariales.

Como parte de una respuesta, los médicos residentes del Hospital Lenín Fonseca rechazaron las presiones de la UNAN, y advirtieron que no atenderán las emergencias, como parte esencial del paro.

En medio de las tensiones generada por el paro, la ministra de Salud, Margarita Gurdián, declaró “tolerancia cero” en cuanto a las demandas de los médicos residentes, hacia quienes el Estado les aprobó a finales de 2005, un desembolso de 20 millones de córdobas en concepto salarial.

Hasta este período, los médicos residentes no devengaban salario, siendo asumidos los servicios como parte integral de sus exigencias académicas.