Nacional

Alemán no quiere declarar en caso de la “Guaca 2”


Eloisa Ibarra

El reo y ex presidente Arnoldo Alemán alegó ante la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), que no pueden citarlo a declarar en el caso de la “Guaca 2”, ya que goza de inmunidad por ser diputado propietario de la Asamblea Nacional, aunque en el mismo escrito reconoce que gozan de ese privilegio los diputados suplentes y propietarios en el ejercicio del cargo.
Alemán señala que la Ley de Inmunidad, en el artículo primero, establece que “gozan de inmunidad mientras se encuentran en el ejercicio de sus cargos los diputados propietarios y suplentes ante la Asamblea Nacional”. Alemán no goza de inmunidad, porque no está en el ejercicio de cargo desde el momento que le fue impuesta una pena a 20 años de prisión por lavado de dinero.
Según la denuncia de la Procuraduría ante la DAJ, en ese caso hay una pérdida de 86.6 millones de dólares y 40.8 millones de córdobas en perjuicio del Estado.
En el escrito -- presentado después de que testigos lo han señalado de dar las órdenes en el caso de la “Guaca 2” -- alega que la Contraloría General de la República ya resolvió que no tiene ninguna responsabilidad, y que está ajeno a los hechos investigados.
Ernesto Barahona, ex director financiero de la Presidencia en tiempos de Alemán, declaró que el concepto Donación Taiwan constituyó un artificio o medio ilícito de concentrar grandes sumas de dinero bajo figuras inexistentes y de apariencia regular, del cual tenían conocimiento Alemán, Esteban Duquestrada, Byron Jerez y Noel Ramírez.
Refirió que Óscar Moreira, entonces secretario general de la Presidencia, le comunicó que por instrucciones de Alemán se abrieron las cuentas especiales, y que las órdenes de egresos e ingresos provenían directamente de Alemán y de su secretario privado, Alfredo Fernández.
La Oficina de Cuentas Especiales, precisó Barahona, era descentralizada y dependía directamente de Alemán, quien tenía a cargo, única y exclusivamente la administración de esas cuentas que contenían los fondos extra presupuestarios, los cuales manejaba de forma discrecional, y por ende fuera del ámbito organizativo
Afirmó que el dinero de esas cuentas se utilizaba para sobresueldos del presidente, vicepresidente, ministros y otros funcionarios de Estado, viáticos de viajes al exterior del presidente y su comitiva, el despacho de la Primera Dama y pagos a la seguridad personal, como reconoció el comisionado Horacio Rocha al decir que recibía 2,200 dólares de sobresueldo, lo cual era normal.
Por su parte, Noel Ramírez, Diputado del PLC, alegó ante la DAJ que la Fiscalía ya emitió una resolución donde dijo que no había méritos para acusarlo, y la Contraloría ya emitió otra eximiéndolo de responsabilidad.