Nacional

Taxistas no quieren saber nada de las “caponeras”

* Reiteran disposición de no permitir su circulación en la capital

Silvia Carrillo

Veintitrés cooperativas, que aglutinan a 10 mil 500 taxistas en Managua, se unirán para realizar la llamada “Caravana Taxista” que saldrá de la Central de Cooperativas de Transporte Independiente (Cecootrain), ubicada en las inmediaciones de la pista El Dorado, hacia la Alcaldía de Managua y el Instituto Regulador del Transporte Municipal de Managua (Irtramma).
El objetivo de la caravana que saldrá en los próximos días, es para exigir al alcalde de Managua, Dionisio Marenco, que firme un documento donde se comprometa públicamente a no permitir la entrada de las un mil “caponeras” o motocicletas de tres ruedas a la capital.
Julio César Mairena, Vicepresidente de (Cecootrain), mencionó que algunas “caponeras” ya están circulando en varios lugares del casco urbano, entre ellos el Reparto Schick y Jocote Dulce, en las inmediaciones de la UNAN-Managua, y en Carretera Norte, cerca de la empresa Café Soluble Presto.
Mairena reiteró que cuando el negocio está bien, a lo sumo los taxistas adquieren un promedio de 460 córdobas al día, realizando un recorrido de 210 kilómetros, con ocho horas de trabajo, y de esa cantidad de dinero obtenida tienen que dar mantenimiento al vehículo.
¿Negocio del alcalde?
“Las ‘caponeras’ no son más que un negocio ejecutado por el alcalde, porque funcionarios de la alcaldía están metidos en ese negocio, y aunque Irtramma desapruebe esa medida es la Alcaldía la que decide a última hora”, afirmó.
En un comunicado emitido el pasado 13 de enero, Irtramma declaró ilegal la entrada de “caponeras” a Managua, porque ese medio de transporte podía generar mayor número de accidentes al no contar con las condiciones adecuadas para circular en un lugar donde transitan alrededor de 100 mil vehículos.
Francisco Alvarado, Director de Irtramma, dijo que hasta el momento han logrado retirar de circulación dos “caponeras” que andaban recorriendo la capital.
Alvarado reconoció que el ingreso de “caponeras” a las áreas urbanas representa una competencia al transporte formal, razón por la cual impondrán sanciones a los transportistas que circulen en esas motocicletas fuera del perímetro establecido.