Nacional

Reos están sacando hierro de las paredes

* Autoridades analizan causas del motín que por suerte fue sofocado a tiempo, pese a peligrosidad de reos alzados

María Haydée Brenes

La vieja edificación del Sistema Penitenciario de Tipitapa donde está ubicada la Galería 10, en la cual se dio el motín la noche del lunes, suplió de la cantidad de metal necesaria para que siete privados de libertad fabricaran las armas cortopunzantes con las cuales laceraron a sus rivales.
Fundada a mediados de 1960, esta edificación ya caducó, pues sus paredes están porosas. Esa debilidad es aprovechada por los internos para “escarbarlas” y llegar hasta las varillas metálicas con el fin de armarse.
Así lo confirmo el alcaide José Mora, quien expresó que una vez concluida la operación para calmar a los amotinados, fueron requisadas otras armas cortopunzantes en la galería.
“No sabría decir qué cantidad, pero sí se ocuparon armas carcelarias posterior al hecho. Nosotros hacemos requisas corporales de las pertenencias de manera regular, porque el Sistema Penitenciario mantiene medidas de seguridad, obviamente con el hecho ocurrido el lunes éstas se han incrementado”, destacó el alcaide Mora.
Medidas preventivas
Ayer, autoridades del Sistema Penitenciario y la procuradora especial de cárceles, María Auxiliadora Urbina, realizaron un recorrido por las instalaciones para conversar con los involucrados y hacer una reconstrucción de los hechos.
Urbina comentó de forma preliminar que la riña fue ocasionada entre pandillas rivales, lo cual indica que deben tomarse medidas preventivas para evitar en el futuro incidentes de mayor magnitud.
“No podemos decir que los reubicaremos porque no hay lugar, tenemos problemas de sobrepoblación. El Sistema Penitenciario no cuenta con el presupuesto para cumplir las demandas de electrodomésticos y otros enseres que solicitan, pero se está analizando la situación a fondo, para, en la medida de lo posible, garantizar los derechos humanos de los privados de libertad y de los funcionarios que laboran aquí”, dijo la procuradora especial de cárceles.
Rivales internos
También la procuradora Urbina expresó que sin duda el altercado fue entre dos pandillas rivales, pero que éstas no estaban conformadas antes de llegar al penal, sino de manera posterior.
“Son pandillas internas porque son jóvenes de distintos barrios, que al llegar aquí formaron sus propios núcleos, según nos explicaron los involucrados. Aquí adentro las pandillas están adjudicadas por galerías, ¿qué fue lo que ocurrió? Es que en esta celda de régimen especial hay un grupo que pretende tener el poder, y llegó otro grupo que no estuvo de acuerdo”, dijo Urbina.
La celda número 10 es utilizada para mantener aislados a aquellos privados de libertad que ocasionan disturbios en las otras galerías, el máximo tiempo --señalan las autoridades-- que un reo está en ese lugar son seis meses, como un indicativo de que ha cometido algo fuera de orden.
Mil problemas
Sin duda, el motín agudiza los mil problemas que tiene el Sistema Penal de Tipitapa --destacó Urbina--, donde además de haber una sobrepoblación no hay ventilación, el sistema hidrosanitario es deficiente, la vieja infraestructura no brinda las condiciones para que los reos se reeduquen, y para colmo el presupuesto continúa siendo el mismo de 7 córdobas con 20 centavos.
“No se cuenta con el presupuesto para dar las condiciones a fin de que un privado de libertad se reeduque, y mucho menos con esta situación…, atentándose así contra los derechos humanos tanto de los encarcelados como de los trabajadores”, señaló Urbina.
Por su parte, el padre Amado Peña señaló que este motín debe ser un llamado de atención para que se valoren las fallas que tiene el Sistema Penitenciario, “durante la reunión se trató de analizar en qué estamos fallando y ver hacia delante para mejorar la situación”. dijo.
El padre Peña lamentó el hecho, y dijo esperar que el mismo sea un caso aislado, a la vez llamó a reflexionar a los nicaragüenses y en especial a la justicia, sobre cuál es el verdadero sentido de tener a centenares de personas tras las rejas si no les damos la oportunidad de un cambio, en las condiciones deplorables en las que se encuentran.
El informe conclusivo con los análisis será dado a conocer por la Procuraduría de Derechos Humanos en días próximos durante una conferencia de prensa.
RECONSTRUCCION DE LOS HECHOS
Rolando José Núñez, Marlon Castro, Josué y Jasser Pérez, Milton y Jimmy Rodríguez, y Edgard Espinoza, iniciaron una discusión con personas del grupo rival de la Galería 10, por lo cual el agente Oscar Ortiz se dirigió a la celda de los internos para intentar mediar, lo que fue aprovechado por Rolando Núñez, alias “Chocolate”, para tomarlo como rehén, golpeándolo para dominarlo, y amenazándolo con una varilla con el fin de despojarlo de las llaves.
Posterior a esto los reos se dirigieron a otras celdas y tomaron como rehenes a los privados de libertad Melvin Meza, José Antonio Aguilar y Luis Manuel González. Con estos rehenes los secuestradores comenzaron a solicitar a las autoridades del penal la ampliación de las visitas familiares, permanencia fuera de sus celdas, el traslado de los internos que no eran afines a su grupo y la presencia del reverendo Ramón Brenes, presidente del patronato del SP.
El diálogo fue intenso y se logró rescatar al interno José Antonio Aguilar, que era el más lesionado. En ese momento, sin embargo, las conversaciones se suspendieron, porque mientras demandaban electrodomésticos para las celdas, así como la presencia de organismos de derechos humanos y medios de comunicación, los secuestradores continuaban torturando a sus rehenes, razón por la cual las autoridades desistieron del diálogo y penetraron las tropas especiales, logrando controlar la situación.
Ayer todas las actividades continuaban con normalidad, según lo programado. Los heridos que están recluidos en la sala-hospital no presentan lesiones provocadas por el operativo de las tropas especiales o miembros del Sistema Penitenciario.