Nacional

Unos en amparo… otros en desamparo

* Tribunal de Apelaciones resolverá hoy sobre ilegalidad de la huelga decretada por el Mitrab * Todo parece indicar que favorecerá a médicos y se suspenderán los despidos que ya inició el Minsa

Lucía Navas

Los magistrados de la Sala Civil Dos del Tribunal de Apelaciones de Managua (TAM), resolverán hoy el recurso de amparo interpuesto contra la declaratoria de ilegalidad de la huelga médica por parte del Ministerio del Trabajo (Mitrab), y todo indica que será a favor de la Federación Médica.
El Minsa ejecutó los despidos de los dirigentes de la Federación Médica, encabezando la lista Elio Artola y Roberto López, Presidente y Vicepresidente; Léster Espinoza, Dionisio Morales, Luis Jara, Carlos Duarte, Francisco García y Sergio Sáenz. También despidió a la doctora Beatriz Machado, responsable de neonato del Hospital “Vélez Paiz”, quien no es sindicalista.
De ser aceptado el amparo, además de suspender el acto de declaratoria de ilegalidad de la huelga, dejaría también sin efecto los despidos.
El presidente de dicha sala, Gerardo Rodríguez, dijo a EL NUEVO DIARIO que revisaban “cuáles son las consecuencias de la suspensión de la declaratoria de ilegalidad de la huelga, pero en principio el recurso está bien presentado, con la documentación completa, y en ese sentido se le dio trámite”, dijo vía telefónica.
El gremio confía que el TAM les dé la razón y revierta las acciones del Minsa, en este caso los despidos de los nueve dirigentes de la Federación Médica.
Dionisio Morales, uno de los despedidos, explicó que el amparo lo introdujeron el domingo antes de que venciera el plazo de las 48 horas después de declarada ilegal la huelga, y fue recibido por la secretaria de la Sala Civil Dos, en su casa, lo cual dijo que lo permite la ley. El magistrado Rodríguez confirmó que esto es un procedimiento aceptado.
Pleito se agrava
Pero la confrontación entre el gremio médico y el Minsa empeoró. luego que los dirigentes se declararan en rebeldía al desconocer las cartas de despido, y con ello la autoridad de la ministra Margarita Gurdián, de quien exigen no intervenga más en las negociaciones que puedan darse para resolver el conflicto.
“El único con quien ahora aceptamos negociar es con el Presidente de la República, pues pediremos la destitución de la Ministra de Salud ante la Asamblea Nacional”, afirmó Elio Artola, presidente del gremio.
Por su parte, Léster Espinoza, también dirigente, consideró que “lo pretendido es presionar para que aceptemos negociar las condiciones que imponen, pero lo que provocaron es que nos fortaleciéramos, ya que mantenemos la huelga como hasta ahora”.
Harán un plantón a las afueras de TAM para que resuelvan a favor el recurso de amparo contra las represalias del Minsa y Mitrab.
Fetsalud “expectante”
Mientras, la Federación de Trabajadores de la Salud (Fetsalud) advirtió a la titular del Minsa abstenerse de hacer despidos masivos de médicos, al margen de los ya ejecutados a los de la directiva de la Federación, porque provocaría que el resto del personal se una a la huelga, “trayendo como consecuencia la paralización total” del Sistema de Salud Pública.
Se espera que el Minsa, además de “descabezar” el movimiento, continúe cancelando los contratos de los galenos que se nieguen a reintegrarse a sus puestos en los centros asistenciales, y con ello obviando la declaración de ilegalidad de la protesta por parte del Mitrab.
Gustavo Porras, Secretario General de Fetsalud, declaró que no intervendrían a favor de los dirigentes despedidos por cuanto “saben que estaban expuestos a secuelas de este tipo”, pero “le decimos al Minsa que si se meten con los médicos de base, los residentes y los internos, ahí reaccionaríamos inmediatamente uniéndonos a la protesta el resto de trabajadores”.
“Fetsalud”, dijo, “continuará expectante --por el momento-- porque los cabecillas de la Federación nos dijeron que no nos involucráramos en su reclamo por mejoras salariales, pero si comienzan a correr a diestra y siniestra, no nos quedaremos de brazos cruzados”. Esta organización decidirá el próximo 27 de enero si reanuda la protesta, la cual no implicará el cierre de las emergencias.
Pacientes en indefensión
Mientras se agrava el conflicto por la demanda de aumento salarial de los galenos, la población sigue pagando las consecuencias.
En el Hospital Regional de Jinotepe, en el San José de Diriamba y los centros de Salud del departamento de Carazo, se impide el acceso a los ciudadanos, pues los portones permanecen cerrados por los galenos.
Continúan siendo rechazados en las áreas de emergencia incluso heridos en accidentes de tránsito. Dos de ellos fueron Róger Juárez y Domingo Moreno Manzanares, quienes a pesar de sangrar de las heridas visibles en sus cuerpos, no les brindaron la atención en las dos ocasiones que llegaron al Hospital “Lenín Fonseca”.
“Estoy todo golpeado, con un dolor insoportable, pero no son dignos de recibirme a pesar de mi condición”, replicó don Róger Juárez.
Pero, además, la población que sí es atendida corre un alto riesgo, aseguraron directores y subdirectores de los hospitales, al reconocer que el personal de apoyo enviado por el Minsa “no está calificado para responder adecuadamente” las emergencias, cuidados intensivos y hospitalizados.
René Quezada, Subdirector del Hospital “Lenín Fonseca” dijo que aun cuando nos manden médicos de refuerzo de otros centros, éstos son administrativos y no tienen el perfil de asistencia de los pacientes que vienen aquí, porque no saben valorar un trauma craneoencefálico ni atender cuidados intensivos, ni nefrología porque no son especialistas.

(Colaboración de Alberto Cano, Máximo Rugama, Róger Olivas y Francisco Mendoza)