Nacional

“Un muerto, pero no es por paro médico”


MATAGALPA
La muerte de un ciudadano mientras se realiza la huelga médica y el nombramiento de “esquiroles” --personal administrativo de salud desplazado a la atención especializada-- contribuyeron este fin de semana a tensar más la situación en el principal hospital de la ciudad.
Maritza Bucardo se presentó al hospital regional desde las seis de la mañana para que le atendieran a su niño, y eran las once y aún seguía esperando. Señaló que no estaba de acuerdo con ese tipo de huelga, porque los niños estaban enfermos y no había quién los atendiera.
Doña Norma, una cortadora de café, señaló que había dejado su trabajo porque su niño estaba con diarrea, fiebre y sangrado de nariz, y había llegado al hospital desde las primeras horas de la mañana, sin embargo, ya era tarde y aún no había recibido atención médica.
Por su parte, la doctora Sonia Herrera, Directora del centro asistencial, señaló que han logrado darle repuesta a la población con el personal médico emergente que habían preparado con anticipación, los que ocuparon las diferentes áreas especializadas que dejaron los médicos en huelga, donde sólo en lo que va del paro se han atendido 300 consultas, 30 partos y 10 cesáreas, entre otras.
En lo que va de la huelga una persona falleció en el hospital regional, pero tanto el doctor Henry como el doctor Dávila manifestaron que cuando el hoy fallecido llegó al hospital ya no se podía hacer nada, a pesar de que fue intervenido quirúrgicamente.
Herrera señaló que para cubrir los puestos dejados por los médicos en huelga han recurrido a los galenos de los distintos centros de salud de los municipios de Matagalpa, así como a los médicos ya jubilados que han llegado al llamado del Minsa.
En el departamento de Jinotega, los galenos están atendiendo a la población de acuerdo con lo establecido en la ruta crítica, donde han realizado las operaciones de emergencia a niños y adultos que han viajado desde San Rafael del Norte, Ayapal y otras comunidades de ese departamento.
Doña Santos Meza, que viajó desde Ayapal con su niña enferma, señaló que no tuvo problemas con la atención médica, y que en cuanto llegó fue atendida, por lo que no tiene queja a pesar que los médicos han asegurado sumarse a la huelga.
Mientras, el doctor Erick Pantoja, del Comité de Huelga Prosalario del Hospital “César Amador Molina”, dijo que ya recurrieron de amparo ante la Corte Suprema de Justicia por la decisión que tomó el Ministerio del Trabajo, argumentando que desde que se anunció la huelga, el ministro Virgilio Guardián --de quien aseguró es primo hermano de la ministra de Salud-- ya la había declarado ilegal.
El doctor Pantoja atribuyó la muerte de un ciudadano en el hospital regional a deficiencia del personal al asumir especialidades ajenas a su preparación. “Éstos son esquiroles del Minsa, sólo para atención primaria”, señaló.