Nacional

Anden en pláticas para evitar huelga


El dirigente magisterial José Antonio Zepeda informó que han adelantado pláticas con el gobierno para resolver el problema salarial y no culminar en una huelga que paralizaría el nuevo año lectivo.
El líder de Anden dijo, además, que habrá padres de familia que los apoyan y otros no, como en efecto algunos de ellos expresaron su inconformidad con una acción de protesta que afectará a sus hijos.
De los 34 mil maestros que hay en el país, ya cuentan con el apoyo de 25 mil profesores que están reclamando un salario justo, indicó.
Ellos reclaman a la Asamblea Nacional que se les transfiera al presupuesto de los maestros que corresponde a 100 millones de córdobas, para poder aumentar al salario por lo menos unos 100 córdobas. Recordó que ellos reclaman el ajuste desde octubre del año anterior y todavía no les resuelven nada.
Contrastó que a los ministros sí les pueden pagar 80 mil córdobas mensuales, hasta pagan a los banqueros que representan el mayor volumen de deuda interna, pero los pobres maestros con costo llegan a ganar 1,852 córdobas mensuales. En secundaria devengan dos mil córdobas.
Padres inconformes
En tanto, algunos padres de familia consultados expresaron su desacuerdo con una acción que perjudicaría en la formación de sus hijos. El señor Julio César Salinas Olivas, habitante de Granada, dijo que los más perjudicados son los alumnos, pues pierden clases y no aprenden nada.
Además, con lo que gana, dijo haber gastado en uniformes, útiles escolares y “ hasta la matrícula”. Los maestros deberían buscar otra alternativa para solucionar su problema y no perjudicar a los alumnos. La señora Mercedes Margaren, quien tiene dos niños que asisten al colegio en primaria y secundaria, apuntó que los alumnos se retrasan en el aprendizaje y al final son los resultados: salen reprobados.
Ella tiene un puesto de venta frente a la UCA, y dijo que ella paga los estudios de sus hijos sin la ayuda de nadie.
También el señor Ervin López, un lustrador con cinco hijos en primaria y secundaria, dijo que la huelga es una decisión drástica, pues el gobierno es el menos perjudicado.
López dijo que el gobierno debería sentarse con los dirigentes de los maestros para solucionar pronto el problema.