Nacional

Fiscalía inconsistente en caso doble muerte culposa

* Familias afectadas insisten en el cambio de conductor y tendrán acusador autónomo en la audiencia

Valeria Imhof

La Fiscalía General de la República insistió en que Erving González Rivera era la persona que conducía la camioneta Prado, propiedad del Frente Sandinista, que el pasado 11 de diciembre quitó la vida a Carlos Roiz Sotomayor y a Ernesto Cantillano en la segunda entrada a la Colonia Centroamérica, a pesar de los múltiples señalamientos en contrario que han presentado las familias Roiz-Cantillano.
La fiscal Verónica Nieto salió al paso de las denuncias realizadas por las familias Roiz-Cantillano, quienes a través de una volante, acusaron a la representantes del Ministerio Público de haber actuado de forma parcializada, encubriendo el cambio de conductor en la camioneta causante del doble homicidio.
El periodista William Roiz Murillo, padre de Carlos, presentó diez testigos que según él vieron salir de la camioneta a otra persona que no era González, pero la fiscal dijo que los testigos no pudieron identificar quién era esa otra persona. “Ellos identifican a alguien que no existe, hay dos o tres testigos que dicen que era otra persona, pero no mencionan a nadie”, señaló, obviando que las familias no han señalado a nadie, sino que se encubre con el cambio del conductor al verdadero culpable.
Nieto minimizó el hecho de que Francisco López, tesorero del Frente Sandinista, haya llevado al supuesto conductor y los acompañantes al Distrito 5 de la Policía Nacional, tres horas después de sucedido el accidente, máxime cuando estaba de por medio la vida de dos seres humanos.
No ve la relevancia
“Qué relevancia tiene que lleven a los testigos y al conductor Erving González a la Policía. Eso no es ningún delito”, dijo la fiscal, pasando por alto que López los llevó porque en el lugar de los hechos la Policía no capturó a nadie debido a que al verdadero conductor de la camioneta ya se lo habían llevado.
Nieto señaló que en todo caso es la Policía de Tránsito la que debe responder si es una situación anormal que alguien mate a dos personas con su vehículo, lo cierre, desaparezca, y luego llegue a la Policía acompañada de un civil, a presentarlo como el responsable del accidente.
Francisco López declaró en la Fiscalía que recibió una llamada de parte de González informándole que había chocado en la entrada a la Centroamérica. Dijo que cuando llegó al sitio estaba el conductor y uno de sus acompañantes, un periodista, y que el camarógrafo del Canal 4 había sido trasladado al hospital porque había recibido un golpe en el brazo. No hay ningún testigo idóneo que certifique esta declaratoria de López.
Finalmente, la Fiscalía resolvió acusar en los tribunales comunes a González y Alejandro Emmanuel Norori Castellón (la tercera persona involucrada en el accidente) por homicidio culposo, pero las familias Roiz-Cantillano tendrán un acusador autónomo como lo permite el Código de Procedimiento Penal.