Nacional

Huelga médica evidencia crisis por bajos salarios


Como la punta del iceberg del problema salarial del país, calificaron representantes de la Coordinadora Civil para la Emergencia y la Reconstrucción (CCER), la huelga médica que fue declarada ilegal por el gobierno que ahora amenaza a los participantes con despidos.
Durante una visita a las instalaciones de EL NUEVO DIARIO, Violeta Delgado dijo que tanto el gobierno como los médicos han estado en diferentes reuniones a punto de llegar a un consenso, pero finalmente no se llega al mismo, porque si le dan el aumento a los médicos especialistas el gobierno deberá enfrentar las demandas de incremento salarial de los trabajadores de la Salud y maestros.
“Nuestra percepción es que el gobierno está siendo chantajeado por organizaciones como Fetsalud y Anden, quienes han perdido el liderazgo absoluto del que antes gozaban, pues apareció un actor independiente protestando y está haciéndose sentir, lo cual es un asunto político, y todos lo sabemos. Nuestro punto es que la demanda salarial es justa para todos los sectores, y el gobierno aun teniendo los recursos, ha decidido congelar los salarios para cumplir con imposiciones del Banco Mundial”, dijo Delgado.
Doble discurso
“Hemos recomendado al gobierno solicitar a los países cooperantes que presenten propuestas de cambio para las imposiciones del Banco Mundial”, afirmó Delgado, para que los nicaragüenses puedan obtener salarios más dignos.
“Todos los países cooperantes están sumamente de acuerdo con el Plan Nacional de Desarrollo, que tiene un apartado donde el Estado se compromete a nivelar los salarios. No creo que los cooperantes manejen un doble discurso, consideramos que los fondos existen porque hubo perdón de deuda y una extra recaudación, sólo es una cuestión de voluntad”, comentó Delgado.
Por su parte, el economista Adolfo Acevedo opinó que el gobierno debería presentar cuanto antes una propuesta de incremento salarial seria, pues hasta ahora no lo ha hecho.
“Los médicos están anuentes a encontrar una solución, pero si sólo les darán un 30 % deben proponerles beneficios que les compensen sus ingresos, pero propuestas serias, no suscripciones a revistas, sino otras cosas como acceso a financiamientos de viviendas, canasta básica, cursos de especialización”, comentó Acevedo.
Para concluir, los representantes de la CCER expresaron que las negociaciones entre médicos y gobierno contarán con otro actor, además de ellos, como es el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, con lo cual esperan se encuentre una pronta solución a la protesta.
“Por ahora esto de que van a despedirlos es una cortina de humo para que la finalidad de su protesta cambie de objetivo, pero consideramos que deben mantenerse las negociaciones centradas en el salario para que el gobierno dé una respuesta a esto de una vez por todas”, concluyeron.