Nacional

Nicas afectados por incendio


Corresponsal Costa Rica
Decenas de nicaragüenses que habitan en el precario “La Esperanza”, de la Ciudadela León XIII, perdieron sus casas y enseres cuando un voraz incendio amenazó con hacer desaparecer todas las viviendas. El siniestro comenzó pocos minutos antes de la dos de la tarde, y fue hasta pasadas las cuatro que los bomberos lograron controlarlo.
Cifras preliminares indican que unas 100 casas fueron totalmente destruidas por las llamas, afectando a unas 800 personas, en su mayoría nicaragüenses, que serían trasladados a dos albergues temporales. En las calles aledañas al precario era evidente la cantidad de enseres que algunas familias lograron sacar; mientras que otras lloraban porque con costo sacaron a sus hijos y la ropa que andaban puesta.
“Perdimos todo, no sé cómo haremos ahora. Trabajamos mucho para medio comprar algunas cositas y ahora no tenemos nada, pero gracias a Dios pude sacar a mis hijitos”, comentó la nicaragüense Sofía Matamoros.
Hay que destacar que efectivos de la Policía se hicieron presentes en gran cantidad, en vista de que cuando llegaron los bomberos un grupo de pandilleros los agredió a pedradas.
Barrio peligroso
La presencia policial también ayudó para evitar que las personas se metieran al área del incendio, y proteger a quienes habían sacado sus cosas a las calles. En el precario se ubican unas 500 casas construidas con cartón, plástico y otros materiales que facilitan la propagación del fuego. Asimismo, las conexiones eléctricas no son las más adecuadas, al igual que los pasadizos entre casas y casas. A esto se le añade que es un barrio muy peligroso por la venta de drogas y los asaltos; recientemente hasta los bomberos y los recolectores de la basura fueron asaltados.
Hasta el momento existen dos versiones de cómo inicio el incendio, pero en lo que sí se coincide es que fueron unos niños los que lo comenzaron. Se dice que una niña bajó una cuchilla (brecker), y que hizo cortocircuito, las chispas cayeron en un colchón y comenzaron las llamas. Una segunda versión señala que unos niños estaban jugando con fósforos, al parecer uno cayó en la cama y los infantes al ver que no lo podían apagar optaron por cerrar y salirse.
Minutos después los vecinos vieron el humo y las llamas, pero en ese momento ya el viento había colaborado para que se extendiera a las paredes de las casas vecinas. “La situación de hacinamiento, los materiales con que están construidas las casas y la falta de previsión para estos casos, contribuyó para que el fuego se extendiera rápidamente”, declaró Javier Castro, de la jefatura de Operaciones de San José.
La cantidad exacta de los afectados no se conocía, en vista de que los personeros de la Comisión de Emergencia apenas comenzaban el censo. “Vamos a abrir dos albergues por 48 horas, les daremos frazadas y comida, es lo único que podemos hacer”, explicó Gerardo Fonseca, de la Comisión.
Según versiones de los bomberos y la Policía, el incendio consumió unos 300 metros cuadrados, sin embargo no hubo víctimas que lamentar. “Atendimos en el lugar a 12 personas por histeria y sofocación, mientras que a otras seis las trasladamos a centros asistenciales por heridas y por estar expuestas mucho tiempo en el humo”, detalló Arnoldo Alpizar, de la Cruz Roja.
Heridos al tirarse a un río
Varias de las personas resultaron heridas, porque optaron por tirarse al río aledaño al ver que el fuego las amenazaba. “Las labores se complicaron porque en el precario no hay condiciones ni infraestructura, es lamentable, pero son miles de personas las que viven bajo este riesgo, es una bomba de tiempo”, agregó el bombero Castro.
La Fuerza Pública desplegó cerca de un centenar de efectivos, y los bomberos una cantidad similar, con siete máquinas extintoras, dos cisternas y tres vehículos de paramédicos. Por su parte, la Cruz Roja hizo presencia con siete unidades. La Policía informó que gran parte de los damnificados fueron desplazados hasta una zona de seguridad ubicada en la ribera del río Virilla, donde por varias horas varios oficiales se mantuvieron apoyando a los miembros de la Cruz Roja que atendieron a las personas afectadas por el fuego o el humo.
josmne_02@yahoo.com