Nacional

“Caponeras” terminarían de arruinar a los taxistas


Silvia Carrillo

La medida del Instituto Regulador de Transporte Municipal de Managua (Irtramma) de permitir el ingreso de un mil 100 motocicletas o “caponeras” a la capital, llevaría a la quiebra a 11 mil taxistas que laboran en Managua, porque la demanda de los usuarios puede disminuir por el uso del nuevo transporte, dijeron los trabajadores del volante organizados.
Los transportistas de la Unión de Cooperativas de Transporte Adelante Nicaragua (Unicootranic), alegan que las “caponeras” tendrán un costo de siete córdobas por tres kilómetros recorridos, lo que provocaría una competencia desleal entre ambos sectores.
Jairo Echegoyen, Presidente de Unicootranic, dijo que las motocicletas no estarán únicamente en Managua, sino también en las cabeceras departamentales de Chinandega, Masaya, León y Estelí, pero los taxistas ya se han organizado para no permitir la circulación de esos vehículos.
“No vamos a permitir que desplacen a los taxistas, y si es posible que pasen sobre nuestro cadáver”, comentó.
Según Echegoyen, en la Cooperativa 21 de Enero se encuentran escondidas más de cien motocicletas. Ante tales aseveraciones nuestro equipo visitó dicha cooperativa, pero nos fue negado el acceso al lugar.
Para el presidente de Unicootranic, las medidas tomadas por Irtramma no vendrán a solucionar el problema del combustible, sino que esa disposición provocaría mayor número de accidentes, porque las motocicletas no prestan las condiciones para circular en Managua.
No obstante, Francisco Alvarado, Director de Irtramma, manifestó a través de su asistente que dará declaraciones al respecto hasta que existan datos concretos del ingreso del nuevo transporte a la capital.