Nacional

Trivelli: “No habrá deportación masiva”


Humberto Meza

El Gobierno de Nicaragua confía obtener una extensión al Estatus de Protección Temporal (TPS), que beneficie a más de tres mil nicaragüenses amparados bajo ese régimen en Estados Unidos, luego que el embajador de ese país, Paul Trivelli, descartó deportaciones masivas.
“Mi gobierno no ha tomado una decisión todavía, pero creo que nunca vamos a ver deportaciones masivas ni nada similar”, dijo Trivelli, después de un encuentro en el que el presidente del Banco Central (BCN) presentó a los embajadores los indicadores económicos para este año.
Según las estimaciones oficiales, en Estados Unidos residen entre 3,000 y 4,000 nicaragüenses acogidos al TPS, extendido desde que éstos se vieron obligados a emigrar, tras el devastador paso del huracán Mitch.
El TPS se ha prorrogado anualmente, mientras la mayoría de estos inmigrantes adquieren otro estatus al conseguir empleo permanente o cambiar su condición migratoria. Según el canciller Norman Caldera, esas nuevas condiciones podrían evitar una deportación masiva de nicaragüenses, mientras el gobierno realiza los cabildeos para conseguir la extensión del TPS por un año más.
“Los nicaragüenses, más que cualquier ciudadano de otro país de la región, han establecido arraigo o han transformado su situación de TPS. Cuando empezamos eran muchísimos más. Hace pocos años eran 3,600 nicaragüenses, y ahora estimamos que de seguro son menos de 3,500 nicaragüenses en condición de TPS”, estimó.
La administración estadounidense todavía debate la posibilidad de extender, o no, el beneficio migratorio, bajo el cual se han acogido cerca de 300,000 inmigrantes nicaragüenses, salvadoreños y hondureños.
El TPS vigente fue extendido por un plazo de 18 meses, que vencen el cinco de julio próximo, pero cuya decisión debe ser anunciada, a más tardar en la última semana de mayo.