Nacional

Minsa recurre a presión y medidas de fuerza

* Mitrab declara ilegal la huelga, y ministra da hasta el domingo para que normalicen hospitales * Amenaza incluye a los residentes, y Federación de Médicos responde que se ampararán de la resolución

Lucía Navas

Las autoridades del Ministerio de Salud (Minsa) dieron un ultimátum a los médicos en huelga para que normalicen las atenciones en los hospitales públicos a más tardar este domingo a las tres de la tarde, porque de lo contrario no dudarán en ejecutar los despidos que estarán avalados por el Ministerio del Trabajo (Mitrab), luego que la huelga fue declarada ilegal.
El Minsa también amenaza a los médicos residentes con no permitir que se gradúen en las distintas especialidades que actualmente estudian, si no dejan de apoyar la huelga. Esta postura es respaldada, afirmó la titular de Salud, por los decanos de las Facultades de Medicina de la UNAN, núcleos de Managua y de León, al coincidir que se “está violentando el reglamento académico” al interrumpir el programa de formación, lo cual es causa de retiro del mismo.
Así mismo, la ministra Margarita Gurdián dijo que si bien no ha recurrido a la fuerza pública para restablecer el orden en las unidades asistenciales, no lo descarta si llegan al extremo los huelguistas de obstaculizar la entrada a la población, o impedir que el personal de refuerzo del Minsa asista a los pacientes que llegan de emergencia.
Este mensaje fue enviado desde ayer, ya que la Policía patrulló en las afueras de los hospitales de Managua.
Pero en medio de la tensión del conflicto sigue estando la población al seguírsele negando la atención.
Mitrab: “Es ilegal y atentado a la vida”
El conflicto entre la Federación Médica y el Gobierno por la demanda de incremento del 70 % al salario, se tornó más tenso, luego que el ministro del Trabajo declarara ilegal la huelga, argumentando que el gremio violentó todos los procedimientos establecidos en la ley.
El ministro Virgilio Gurdián afirmó que la resolución obliga a los médicos a reintegrarse a sus labores en un máximo de 48 horas (las que se cumplen mañana a las 3:00 pm), de lo contrario se autoriza al Minsa tomar las medidas necesarias, incluyendo los despidos para restablecer la atención en los hospitales públicos.
La inspectora general del Trabajo, Carmen Campuzano, argumentó que la resolución se basa, además, en que “los médicos atentan contra la vida de miles de pacientes”, ya que comprobaron a través de inspecciones, que en muchos centros asistenciales ni siquiera se garantiza la ruta crítica.
Médicos se ampararán
La Federación Médica, por medio de su presidente Elio Artola, reaccionó diciendo que hoy interpondrán un recurso de amparo en el Tribunal de Apelaciones de Managua (TAM) contra la resolución del Mitrab, y que además solicitarán la interpelación en la Asamblea Nacional de la ministra de Salud.
El doctor Artola acusó a los periodistas de “montar una campaña de desprestigio hacia los médicos, y agregó que la situación puede agravarse aún más”.
Por su parte, la ministra Gurdián refirió que si los médicos se resisten a reintegrarse a sus labores, seguirán tratando de garantizar las atenciones en las rutas críticas con personal “contingente”.
Si bien mantienen la disposición de reanudar las negociaciones con la Federación, dijo que será para acordar la política salarial de los próximos años, descartando nuevamente que el Gobierno asigne más de los 152 millones de córdobas para incrementos de salario, y los 20 millones para el pago de los residentes.
Iglesia pide pronta solución
El obispo de la Diócesis de Chontales y Río San Juan, monseñor Sócrates René Sándigo Jirón, declaró que la huelga de los médicos ya ha pasado los límites de la normalidad, porque considera que se está “atentando contra la población”.
Reconoció el obispo que la demanda de los galenos es justa, pero a su vez es injusto lo que padecen los pacientes. “No es posible que en una sociedad como la nuestra, donde con facilidad se dan las epidemias y accidentes, el sistema de Salud suspenda de manera general sus labores”, manifestó.
“Cada usuario que muera por falta atención, es una persona que está cayendo por una protesta justa por lo solicitado, pero no se puede decir lo mismo cuando se atenta contra la vida”, aseguró el religioso, al instar a la ministra de Salud, Margarita Gurdián y a los médicos pro salario a que solucionen el problema.
(Con la colaboración de Yelba Tablada)