Nacional

Parlacen apoya a Nicaragua por el San Juan

* Temor generalizado de que diferendo limítrofe termine en conflicto, con incidencia directa en consecución de objetivos del proceso de integración regional

Vladimir López

Todos los diputados, representantes de los partidos políticos de Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua ante el Parlamento Centroamericano (Parlacen), respaldan de manera unánime la posición de Nicaragua en su derecho al dominio exclusivo y sumo imperio sobre las aguas del río San Juan, y recomiendan al gobierno de Costa Rica que retire la demanda que interpuso ante la Corte Internacional de Justicia, reveló el parlamentario Jacinto Suárez.
El diputado Suárez, quien se desempeña como secretario de la Junta Directiva del Parlacen, firma la declaración de apoyo donde se considera, entre otras cosas importantes, que “en el caso del río San Juan de Nicaragua, es evidente que se trata de un río nacional que fluye totalmente a través de territorio nicaragüense, en donde el Estado ejerce su plena soberanía y tiene el derecho de regular su navegación”.
Asimismo, considera “que el derecho de navegación de Costa Rica en el río San Juan de Nicaragua está limitado a los “objetos de comercio”, y en un trayecto o espacio limitado desde la “desembocadura hasta tres millas inglesas, antes de llegar al Castillo Viejo, como lo establece el Tratado Cañas-Jerez del 15 de abril de 1858, cuya validez fue ratificada por el Laudo Cleveland del 22 de marzo de 1888”.
Se han alterado relaciones
Otro de los considerandos agrega que la comunidad centroamericana e internacional está preocupada por las divergencias que se están percibiendo en el actual diferendo, y que ha provocado una alteración de las normales relaciones diplomáticas entre Nicaragua y Costa Rica, “poniéndose en riesgo tanto el comercio bilateral como los esfuerzos complementarios para promover la integración, incluida, entre otras, la imagen promocional de Centroamérica como multidestino turístico de la región”.
En el documento se recuerda que los estados parte del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), de conformidad con el Protocolo de Tegucigalpa, se han comprometido a solucionar pacíficamente sus diferencias, abstenerse de establecer, convenir o adoptar medidas unilaterales contrarias a dicho instrumento, o que obstaculicen o pongan en peligro la consecución de los propósitos o principios fundamentales del SICA.
Los diputados parlacénicos señalan que la diferencia sobre el río San Juan surgida entre los Estados de Nicaragua y Costa Rica, lo cual ha derivado que éste último país haya iniciado una acción ante la Corte Internacional de Justicia, puede desembocar en un conflicto y convertirse en un freno con incidencia directa en la consecución de los objetivos del proceso de integración Regional.
Recomiendan retirar demanda
En el documento, el Parlacen respalda al Estado de Nicaragua y su derecho al dominio y sumo imperio sobre las aguas del río San Juan, exhortando a los Estados de Nicaragua y Costa Rica que “cumplan estrictamente lo establecido en el Tratado Cañas-Jerez y el Laudo Cleveland.
Además, recomiendan al gobierno de Costa Rica que “retire el planteamiento ya hecho ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya, exhortándolo para que en conjunto con el Estado de Nicaragua redoble los esfuerzos para que prevalezca el diálogo en relación con este asunto”.
También recomiendan a los gobiernos de Nicaragua y Costa Rica que caminen juntos hacia el diálogo y la cooperación, centrando esfuerzos en proseguir posproyectos de mejoramiento de la cuenca del río San Juan, y salvar así las especies que están en peligro de extinción, preservando la variedad de ecosistemas y hábitat asociados a la biodiversidad natural del mismo.