Nacional

Peligro de violencia

*** Si acciones de galenos son juzgadas como al margen de la ley, Minsa podría ejecutar despidos *** Nervios crispados por “sospechosa” reunión ayer entre ministra Gurdián y jefe de la Policía de Managua *** Hacienda reitera que no puede violentar normas del FMI, mientras tanto ponen en alerta a las previsionales

Lucía Navas

La crisis en los hospitales públicos por la “huelga de brazos caídos” de los médicos, puede desatar una escalada de violencia, pues hoy el Ministro del Trabajo emite su resolución sobre la solicitud de declaratoria de ilegalidad o no de la protesta, que de ser a favor del Ministerio de Salud (Minsa) permitiría a la titular de esa cartera ejecutar despidos.
Si la resolución declara ilegal la huelga --lo que se espera, ya que el ministro del Trabajo desde de un inicio reconoció públicamente que se carecía de argumentos legales--, los dirigentes de la Federación Médica no descartan que se susciten enfrentamientos con la fuerza policial, la cual se espera resguarde los centros asistenciales.
La respuesta del Gobierno al “paro total” del gremio médico, la adelantó la mañana de ayer el ministro de Hacienda, Mario Arana, al afirmar que “se tomarían medidas para garantizar la atención a la población en los centros hospitalarios”, tras reiterar que no existe ninguna posibilidad de otorgar más dinero para incrementos salariales, pues ya se aplicó el 13.75 %.
¡Nos sacarán por la fuerza!
Léster Espinoza, de la directiva de la Federación, dijo a EL NUEVO DIARIO que esperaban que se declarare ilegal la huelga y se den los despidos, pero “será la peor equivocación del Gobierno, porque se le ‘mete ruido’ a las posibles negociaciones, y el problema no tendería a acabar”.
“Los médicos seguiremos en los hospitales de ‘brazos caídos’, y de ahí que nos llegue a sacar a la fuerza la Policía”, retó Espinoza, anunciando que recurrirán de amparo en los tribunales si la declaratoria es de ilegalidad.
Policía actuará
Adelantándose a lo que puede suscitarse, la tarde de este martes la ministra de Salud, Margarita Gurdián, se reunió sorpresivamente con el jefe de la Policía de Managua, comisionado Carlos Bendaña, y con funcionarios del Ministerio de Gobernación. En el encuentro también estuvieron presentes la presidenta del INSS y los directores de los hospitales Militar y de la Policía Nacional.
Tanto la ministra Gurdián como el comisionado Bendaña negaron haber discutido la necesidad del resguardo policial en los hospitales, para evitar que los médicos en huelga impidan del todo el ingreso a la población, sin embargo el jefe policial de Managua aseguró que “median la situación”.
“La reunión, justificó Bendaña, era para darnos cuenta de cómo estaba el paro médico. (..) Para nosotros lo más importante es que la población sea atendida”.
“No nos hemos caracterizado por usar la fuerza pública y esperamos seguirlo haciendo”, expresó por su parte la titular de Salud.
La crisis del sector se recrudeció desde ayer, cuando los huelguistas trataron de impedir la entrada a los hospitales de los médicos de refuerzo asignados por el Minsa para hacer frente a las demandas de asistencia de la población en las emergencias, hospitalizados y cuidados intensivos.
Los huelguistas trataron de sacar a empujones al personal de refuerzo en los hospitales “Fernando Vélez Páiz” en Managua, y en el Amistad Japón-Nicaragua, de Granada, pero al final los directores lograron que se permitiera asistir a los pacientes graves.
Hacienda dice no a médicos
A pesar de la crisis, el ministro de Hacienda, Mario Arana, descartó que se den más de los 152 millones de córdobas asignados al Minsa para aumentos, pues afirmó que precisamente el Fondo Monetario Internacional (FMI) hizo una serie de recomendaciones al momento de anunciar la reanudación del programa económico con Nicaragua, entre las que están el no incrementar más los salarios.
Prometió a los médicos elaborar una política de Estado que incluya el tema salarial y que elimine las distorsiones que existen en el sector Salud, pero afirmó que no hay solución en el corto plazo “ni por arte de magia”.
Preparan nuevo plan contingente
Pero de prolongarse el conflicto con la Federación Médica, y al no contar con el suficiente personal para responder a las demandas de atención en los hospitales públicos, se prepara un nuevo “plan contingente” que incluye se preste asistencia en las clínicas previsionales que pertenecen al Minsa.
La ministra de Salud afirmó que en este momento garantizan la asistencia con el personal que disponen en las rutas críticas. No obstante, la presidenta del INSS, Edda Callejas, adelantó que podría darse un acuerdo para que en las previsionales que hay en los hospitales públicos se apoye en la atención a la población no asegurada.
(Con la colaboración de Gustavo Álvarez, Leopoldo López y Francisco Mendoza)