Nacional

Ajansa de Alemán en el saqueo de la ENP


Eloisa Ibarra

La investigación en la Empresa Portuaria Nacional (EPN) relacionada a la presunta pérdida de fondos en transacciones internas de puertos, y la utilización de cuatro cuentas no registradas para sacar dinero a particulares y empresas, entre ellas Ajansa, del ex presidente Arnoldo Alemán, está paralizada por falta de información bancaria.
El procurador auxiliar del caso, Edén Aguilar, explicó que funcionarios de la EPN le han informado que autoridades de Bancentro se niegan a entregar información importante para avanzar en la investigación.
La Procuraduría denunció en octubre pasado al ex director de la EPN, Jorge Zelaya Blanco; a la ex tesorera, Mirna Montenegro García; a Luis González Barberena, ex gerente financiero, y Gabriel Collado González, ex conductor de la gerencia financiera de la misma empresa.
La denuncia es por los delitos de infidelidad en la custodia de documentos, fraude, falsificación de documentos públicos y asociación ilícita para delinquir, que causaron una pérdida de más de 20 millones de córdobas al Estado entre los años 2000 y 2002.
Aguilar indicó que aunque Bancentro entregó los microfilmes de los cheques que hicieron desaparecer en la EPN, pone trabas para dar la información de los documentos para la apertura de las cuentas, porque aparentemente sólo existe una firma libradora, de Zelaya Blanco, lo que constituye un incumplimiento a las normas establecidas porque deben ser firmas mancomunadas.
La información, dijo Aguilar, la ha solicitado la ENP, que es el cuenta-habiente, y el banco no puede negarle información.
Explicó que existía una cuenta registrada contablemente que servía para alimentar otras cuatro no registradas, y en las cuales Zelaya Blanco era la firma libradora. De esa forma emitía cheques a favor de él mismo, de Ajansa y de empleados de la empresa, entre ellos parte de los denunciados.
Empresa declarada por Alemán
Vale mencionar que Ajansa (Asociación Jurídica Automotriz), que recibió más de medio millón de dólares de la ENP, aparece entre las empresas declaradas por Alemán en su declaración de probidad ante la Contraloría General de la República (CGR).
La otra parte de la investigación se refiere a los cheques emitidos como transferencias de fondos a la Administración Portuaria Regional Lacustre de Granada, en concepto de gastos operativos, ésta a su vez fraccionaba los cheques en dos o más emisiones a favor de Mirna Montenegro García, ex tesorera de EPN central, quien procedía al endoso y cobro de estos cheques en la institución financiera. Otros cinco cheques fueron cobrados por Collado González.
Las investigaciones preliminares de la gerencia determinaron que estas transferencias no fueron depositadas en las cuentas de la EPN. “Consecuentemente estas operaciones no se registraron en la contabilidad de la EPN central”, apunta la denuncia, que también hace una serie de peticiones a la Policía Nacional.