Nacional

Sanción por viejo fraude contra ENEL

* Manejaron empresas de maletín para afectar al Estado en varios millones de córdobas * Otros funcionarios ligados a Alemán, y actuales, también están siendo investigados y serán denunciados por la Contraloría en Auxilio Judicial de la Policía

La Contraloría General de la República (CGR) responsabilizó ayer con presunción de responsabilidad penal al Gerente de Sistemas Aislados de la Empresa Nicaragüense de Electricidad (ENEL), Juan Carlos Izaga, por firmar entre 2001 y 2003 contratos con empresas de maletín que le costaron casi cinco millones de córdobas al Estado. Los contralores (tres liberales y dos sandinistas) no incluyeron en su resolución 185 mil dólares que ENEL le pagó a la Compañía Eléctrica de Servicios Múltiples (Cesmsa) --de maletín-- por la supuesta venta de una planta generadora de electricidad que resultó ser de ENEL. Incluso fue donada por Estados Unidos.
Los 185 mil dólares los retiró Silvio Estrada Salmerón, socio del ex presidente Arnoldo Alemán y Byron Jerez, e involucrado junto a éstos en varios escándalos de corrupción.
EL NUEVO DIARIO conoció extraoficialmente que la Procuraduría General de la República tiene lista una investigación, y que denunciarán por fraude en Auxilio Judicial al ex presidente de ENEL, Mario Montenegro, a Izaga, Estrada Salmerón, Flavio Berríos Zepeda --representante de dos empresas de maletín--, y a Rosaura Jerez Grillo, representante de otra empresa.
Izaga firmó contratos con empresas que no existían, donde los socios eran funcionarios de ENEL, de la Administración Alemán. EL NUEVO DIARIO publicó hace un año que las pérdidas en la empresa estatal eran de 7.3 millones de córdobas y estaban involucrados actuales funcionarios de ENEL. También en las investigaciones se mencionó a Aarón Guerrero Palma, íntimo de Alemán y ahora funcionario del Instituto Nicaragüense de Energía (INE).
“Por el daño patrimonial causado de manera intencional a los bienes y recursos de ENEL, y por ende al Estado de la República de Nicaragua hasta por la suma de C$ 4, 799,189.34, se presume responsabilidad penal a cargo del ingeniero Juan Carlos Izaga Kühn, Gerente de Sistemas Aislados de ENEL”, dice la resolución.
La forma de operar
Los funcionarios de ENEL firmaron varios contratos con Cesmsa, firma que representaba Berríos Zepeda, en ese momento trabajador de ENEL en el Atlántico del país. Esta compañía se inscribió en la Dirección General de Ingresos (DGI) y en el Registro de Proveedores del Estado, pero ninguna de las direcciones que reportó en Managua existía. También una dirección que dieron en Miami resultó falsa, según la investigación de EL NUEVO DIARIO.
El final para Cesmsa fue cuando la directora de contrataciones del Estado, Kitty Zavala, informó a través de una carta que habían falsificado la constancia de esa entidad. Pero los involucrados no se quedaron si hacer nada. Inmediatamente surgió la compañía Expertos en Plantas y Líneas Eléctricas (Explasa).
El ex presidente de ENEL, Mario Montenegro, firma con Explasa otros contratos anómalos, y funge como representante de la compañía de maletín Berríos Zepeda, que también estuvo involucrado en Cesmsa.
EL NUEVO DIARIO descubrió que esa empresa no existía y que tenía direcciones falsas, una en Granada y otra en Masaya. En la primera, la dueña de la casa Ana Molina, dijo que nunca estuvo ahí ninguna empresa, y señaló como dueño de la misma a Guerrero Palma, a quien la CGR no responsabiliza porque no firmó ningún documento.
“Remítase copia debidamente certificada del informe de auditoría y de la presente resolución Administrativa al presidente Ejecutivo de ENEL (Frank Kelly), por ser éste su superior jerárquico y autoridad nominadora para su debido conocimiento e imposición”, dice la resolución.
A Kelly lo llamamos ayer para conocer su versión, pero no contestó. Le dejamos un mensaje en su celular, pero hasta la hora de cierre no había contestado.