Nacional

Cobros en Consulado tico están avalados por la ley


Valeria Imhof

Los cobros que realiza el Consulado de Costa Rica en Nicaragua están avalados por la ley, explicó el cónsul de ese país en Nicaragua, Gerardo Zúñiga Zúñiga, ante las quejas de algunas personas que llegan a realizar trámites en esa dependencia del gobierno costarricense.
El abogado Carlos Arroyo Ugarte, de nacionalidad costarricense, denunció que en diciembre pasado se dirigió al Consulado tico para la tramitación del pasaporte de su hija y le cobraron 50 córdobas. Arroyo calificó de abusiva esta medida, indicando que si hacen esto “con ciudadanos costarricenses, entonces qué no harán con los nicaragüenses”.
El cónsul dijo que no le consta que Arroyo haya llegado al Consulado y le hayan cobrado ese dinero, porque “lo más lógico y usual era exponer la queja ante su persona”.
“Él como ciudadano costarricense o nicaragüense está en todo su derecho de plantear cualquier queja ante las instancias que considere pertinentes, en este caso el embajador Rodrigo Carreras, por eso me llama la atención de que haya ido a un medio de comunicación y no lo haya hecho por los canales operativos existentes”, dijo Zúñiga.
Agregó que si queda insatisfecho puede acudir donde el cónsul, y si no le satisfacen estas explicaciones, puede dirigirse al Departamento Consular de la Cancillería de Costa Rica a interponer formal denuncia. El doctor Arroyo dijo que a principios de enero interpuso la denuncia por escrito ante la asistente de la directora de servicios exteriores del Ministerio de Relaciones Exteriores de Costa Rica, sin embargo el cónsul refutó esas afirmaciones.
“Eso es falso, porque aquí a nosotros no nos ha llegado ninguna denuncia, y lo reto a que venga aquí a hablar conmigo si considera que aquí no se está haciendo lo más adecuado”, manifestó el cónsul.
Todo es legal
El cónsul señaló que los cobros que realizan están contemplados en la Ley Orgánica del Servicio Consular, cuyo artículo 89 dice textualmente: “En los derechos de Cancillería no se comprenden los gastos por peritos, liquidadores, médicos, operarios, almacenajes o cualesquiera otros que sean extraños al Consulado, los cuales deberán ser satisfechos por los interesados, según las leyes y uso del país. O según disponga el Cónsul”.
Zúñiga explicó que toda autentificación cuesta 50 córdobas, “pero él (Arroyo) no muestra el documento donde le están cobrando, entonces estamos a una situación de bagatela”, dijo.
“Si él vino como costarricense y se le cobró alguna certificación, es por la sencilla razón de que ésta es la fórmula que se le adhiere a un documento que va a surtir efecto en Costa Rica, un trámite por el que un nicaragüense tiene que pagar 40 dólares”, explicó Zúñiga, al señalar que los aranceles consulares están determinados y no los inventa el cónsul.
El cónsul dijo que todo cobro que se realiza está soportado por un recibo, a excepción de la visa, donde el cobro de veinte dólares se refleja en el timbre. “Aquí no hay nada por debajo de la mesa. Somos muy estrictos con el orden y yo le he impregnado a este Consulado funcionalidad, de manera que todo se haga apegado a la ley”, indicó.
Además, aclaró que el cobro de cinco córdobas corresponde a las fotocopias de todo el pasaporte, para tener la seguridad de que el documento está completo y luego no haya algún impedimento legal para aquella persona que tenga intención de migrar a su país.