Nacional

Falta de agua se puede agravar

*** Se necesita comprar bombas y motores nuevos *** Actualmente hay un déficit de ocho millones de galones de agua

Heberto Rodríguez

Una solicitud de exclusión de procedimiento para rehabilitar 24 unidades de producción de agua a nivel nacional, introdujo ayer en la Contraloría General de la República (CGR), el presidente ejecutivo de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal), Luis Debayle Solís.
“Estamos pidiendo la exclusión de ciertos procedimientos para poder comprar bombas y motores que se nos han dañado. Ya me dijeron que no me preocupe, que me van a dar el permiso y así le podemos dar a la gente un mejor servicio del agua. Lo que pasa es que normalmente cuando uno empieza a licitar y a hacer todos los procedimientos, se demora tres o cuatro meses”, explicó Debayle.
Unos cuatro millones de córdobas se estima costará la rehabilitación de las unidades de generación que garantizan el suministro de agua principalmente en Managua, Carazo, Masaya, Boaco y Chontales, entre otras zonas.
Debayle aprovechó la visita para cabildear con el contralor Guillermo Argüello Poessy, quien considera que se debe dar trámite lo más rápido posible a esta solicitud, dado el interés público del caso.
“Lo que usualmente hacemos es decirles que tengan al menos tres cotizaciones. Entonces podemos autorizar que se excluyan de los procedimientos de la Ley de Contrataciones, porque si se cumple una licitación por ese monto, perfectamente toma cuatro o cinco meses, perfectamente. Y el argumento es que en cuatro meses va sufrir la población por falta de agua”, dijo Argüello Poessy.
Si la petición no se resuelve en la reunión de este jueves del Consejo Superior de la Contraloría, a más tardar estaría resuelto la próxima semana, según Arguello Poessy.
Este fin de semana un sinnúmero de barrios de la capital se vieron afectados por la suspensión del servicio de agua. El gerente de Operaciones de Enacal, Mario Montenegro, sostiene que las afectaciones más grandes están en Carazo y Managua, donde hay once equipos fuera de servicio.
“Ha dejado de llover, y en verano la gente desafortunadamente comienza a desperdiciar más agua con el riego, muchos por el polvo, otros por el calor, entonces nos están afectando. Por ejemplo, los lugares más afectados son los barrios orientales: Reparto Schick, Primero de Mayo, Jardines de Veracruz, Villa Flor Norte y Sur, el lado de San Judas también se nos está afectando un poco”, expresó Montenegro.
Si la solicitud ante la Contraloría no procede con rapidez, la situación podría agravarse. Actualmente se están dejando de producir unos ocho millones de galones de agua al día.