Nacional

Esposa de Maduro asegura que trabajará en Nicaragua


Ismael López

La primera dama de Honduras, la española Aguas Ocaña de Maduro, podría trabajar en Nicaragua en una Organización No Gubernamental (ONG) que apoyaría a niños de la calle, si las autoridades nicaragüenses aprueban su presencia en el país.
Ocaña dijo al matutino hondureño El Heraldo, que inmediatamente su esposo el presidente Ricardo Maduro entregue el poder el 27 de enero próximo, ella abandonará ese país para dirigir una ONG española en Nicaragua.
Ocaña dijo que ya habló con el presidente de Nicaragua Enrique Bolaños y con la primera dama Lila T. Abaunza de Bolaños, quien le habría manifestado que ella necesitaba ayuda para el rescate de los niños que venden o habitan en las calles.
Sin embargo, esa versión no pudo ser comprobada en el despacho de Abaunza de Bolaños, ni por el vocero presidencial Lindolfo Monjarretz. René Rivera, Administrativo Financiero de la Presidencia, dijo que lo que hay es una solicitud de una ONG española para que le permitan operar en el país, dirigidos por Ocaña de Maduro.
En la solicitud se argumenta, según Rivera, que Ocaña de Maduro se vendría después de que Maduro entregue el poder en Honduras, a trabajar con los niños de la calle. En la misiva se resalta que la primera dama tiene experiencia en ese tipo de trabajo.
Rivera dijo que ante esa solicitud no hay nada definitivo todavía. El funcionario expresó que no recordaba el nombre de dicha fundación.
“He aceptado la oferta de una ONG española para sacar adelante algunos proyectos en Nicaragua, ya hablé con el presidente Bolaños sobre la propuesta de esta fundación y ha sido muy bien acogida; ayer me llamó doña Lila de Bolaños y me dijo que en lo que ella quisiera que la ayudara es en el rescate de los niños de la calle, así que me voy para allá”, dijo Ocaña a El Heraldo.
La primera dama expresó al matutino que viajará acompañada de sus hijos adoptivos y con un pequeño equipo de trabajo para establecer sus proyectos de inmediato. “Me voy indefinidamente, de momento voy a ayudarles hasta el fin de su gestión, yo creo que cuando hay una puerta de financiación abierta y un país que te demuestra ese interés de seguir con ese trabajo, es fantástico; mi experiencia está allí y yo de mil amores lo hago”.
“El mantenimiento de los niños que rescatamos de la calle es una labor del gobierno, en la que yo desde fuera no puedo ni debo estar; yo creo que es importante cuando una labor ha tenido un eco internacional, y cuando un país hermano me pida ayuda, yo con gusto iré”, manifestó.
Ocaña no dejó claro si el presidente Ricardo Maduro la acompañará en Nicaragua. Maduro ha manifestado que se dedicará a sus empresas y que no saldrá de Honduras.