Nacional

Judas seguirá siendo traidor

* Monseñor Carballo asegura que no debe se visto “como instrumento de la voluntad de Dios dentro de su proyecto salvador” * Judas Iscariote cometió “la más denigrante” de las acciones, traicionar a un amigo, afirma Monseñor

Mauricio Miranda

Moderado en sus palabras y confiado en que tras las investigaciones sobre su origen y su autenticidad, el Evangelio de Judas no pasará de ser uno más en la lista de libros apócrifos establecida por la Iglesia Católica, monseñor Bismarck Carballo aseguró que Judas Iscariote, como cualquier ser humano, pudo elegir entre el bien y el mal, pero que jamás podrá ser considerado un “héroe”.
Monseñor Carballo, encargado de la Pastoral de Laicos de la Arquidiócesis de Managua, y cura de la parroquia Espíritu Santo en Managua, rechazó a un Judas Iscariote “como instrumento de la voluntad de Dios dentro de su proyecto salvador”, al traicionar a Jesús por treinta monedas de plata.
Un manuscrito antiguo adquirido recientemente por la Maecenas Foundation for Ancient Art de Basilea y National Geographic, y que será publicado próximamente en inglés, alemán y francés, revela que Judas Iscariote sabía que la traición al hijo de Dios “era necesaria”.
Los autores del manuscrito --de unos dos mil años de antigüedad, presumiblemente incompleto y escrito en alfabeto egipcio en la época del protocristianismo-- replantean la identidad de Judas, al presentarlo como un héroe y una víctima que se sacrificó para asumir su destino.
Monseñor Carballo sostiene que texto no es más que una “lectura humana” sobre la vida del apóstol. Al mismo tiempo, rechazó que la traición tenga razones divinas, ya que según él, esta acción fue fruto del libre albedrío del hombre.
El Mal necesario
De acuerdo con el guía espiritual, la Teología Moral de la Iglesia Católica reconoce “el Mal necesario”, como una realidad presente desde el momento de la Creación, cuyo objetivo es “echar a perder el Plan de Dios”.
“Pero en el caso de Judas, si lo vemos humanamente, ¿la historia habría cambiado si no hubiera hecho la traición? Imposible, hubiera aparecido otro para traicionarlo” señaló monseñor Carballo.
Para monseñor Bismarck Carballo, la historia no contada de la vida de Jesús ocasiona que surjan “muchas imaginaciones”, pero asegura que lo “fundamental” es la misión de salvación que trajo al mundo al Nazareno, que se define en los evangelios de Mateo, Marcos, Lucas y Juan.
¿La traición de Judas fue necesaria?
“Mirá, lo que fue necesario fue que Jesús se hiciera hombre y nos trajera la Palabra del Padre. Ahora, las circunstancias que llevaron a su muerte en la cruz es lo que yo no me atrevería a decir si fue necesario o no fue necesario, pero se dieron porque salieron de la libre conciencia de los autores de ese momento”.
Y esta afirmación de que fue un “instrumento divino” para que se cumpliera la misión de Dios, ¿cómo la valora usted?
“Yo creo que el término está mal aplicado, porque “instrumento divino” para el mal no creo, es decir, no creo que algo sea divino para el mal. Si algo es divino es únicamente para el bien”.
Pedro se arrepintió bien, Judas no
Judas Iscariote --según monseñor Carballo-- cometió “la más denigrante” de las acciones que es traicionar a un amigo. Sin embargo, comentó el religioso, padeció el infortunio de arrepentirse “equivocadamente”, pues prefirió suicidarse antes de acercarse a Dios a pedir misericordia. Contrario a Pedro, que a pesar de haber traicionado al Mesías tres veces, con sus lágrimas logró el perdón del Padre.
“Dios respeta la libertad, pero después que el hombre cometió o el error, o el bien, tiene todavía la opción de buscar la misericordia de Dios. En el caso de Pedro, busca la misericordia del Señor y ora, porque el Evangelio dice que se encontró con la mirada de Jesús y comenzó a llorar, esa es una manera de arrepentirse. En el caso de Judas, si se arrepintió, se arrepintió equivocadamente suicidándose, no confió en la misericordia de Dios”.
¿Judas con justicia es “el malo de la película”?
“Bueno, es que digamos… “Malo de la película” en la medida en que el mismo Evangelio lo condena, porque Jesús le hace ver con dureza que lo que está haciendo es un error, pero lo deja en libertad también. “Lo que tienes que hacer, hazlo pronto” le dice”.
Monseñor Bismarck Carballo justificó la traición y la muerte de Cristo, como una acción humana. “A lo mejor nos hubiera gustado que la historia hubiera cambiado, pero también hemos dicho espiritualmente, que si Jesús regresara hoy, también a lo mejor lo volveríamos a matar” comentó el párroco.
Monseñor Carballo señaló que habrá que esperar el pronunciamiento oficial de la Iglesia Católica sobre la autenticidad y el valor histórico y religioso del manuscrito.