Nacional

Policía redobla vigilancia en hospitales públicos


Ernesto García

“Matando dos pájaros de un solo tiro”, como dice el refrán nicaragüense, el jefe de la Policía de Managua, el comisionado mayor Carlos Bendaña, ordenó vigilar las entradas de las salas de Emergencia de los tres hospitales capitalinos, para capturar a quienes tienen cuentas con la justicia y a la vez proteger al personal médico.
Por ello, de lunes a jueves, en la entrada a la emergencia de los hospitales, a partir del pasado fin de semana la vigilancia se redobló, confirmó el jefe de la Policía capitalina.
De acuerdo con lo dispuesto por el jefe de la principal plaza policial, la vigilancia se duplicó a partir del fin de semana en los hospitales Alemán Nicaragüense, “Lenín Fonseca” y “Roberto Calderón”.
“A los hospitales llegan delincuentes que son lesionados por sus víctimas cuando actúan en defensa propia”, señaló el comisionado Bendaña, en declaraciones a EL NUEVO DIARIO, e indicó que durante los fines de semana a los hospitales llegan grupos que tras protagonizar trifulcas, en algunos casos se trasladan a esos centros asistenciales en procura de ajustar cuentas con sus rivales.
“A los hospitales también llegan personas que en algunos casos son buscadas por la Policía, y en algunos casos incluso con orden de captura dadas por los jueces”, enfatizó Bendaña.
La medida policial también ha llevado un poco de tranquilidad a los trabajadores de los hospitales, principalmente al personal que le toca cumplir su jornada laboral durante la noche que son las horas de mayor peligro.
El personal hospitalario había quedado desprotegido luego de que la ministra de Salud, Margarita Guardián, ordenó retirar los portones de los hospitales como una médida para contrarrestar la huelga médica e impedir que los galenos puedan cerrar la entrada a los pacientes.