Nacional

Consulado tico baja a cinco córdobas cobro de “fotocopia”


RIVAS -La embajada de Costa Rica, en Nicaragua, orientó bajar de diez a cinco córdobas el cobró adicional, que venían realizando desde el 26 de diciembre las autoridades del Consulado tico que funciona en Rivas y el cual ha sido repudiado por centenares de connacionales, que están regresando al vecino país del Sur y quienes, por la necesidad de realizar el viaje, han tenido que pagar los famosos diez córdobas, que estaban cobrando por sacarle una fotocopia al pasaporte, lo cual en todo caso sería un córdoba, ya que eso es lo más que vale una fotocopia.
La reducción de este cobro adicional al de los veinte dólares que cuesta la visa se dio a raíz de la denuncia pública que hizo EL NUEVO DIARIO en la edición del jueves 12 de enero. No obstante, algunos connacionales, como la rivense Rosa Amelia Jiménez consideran que el cobro continúa siendo un abuso y negocio de la cónsul Marianela Méndez, "ya que lo que buscan es la fotocopia de los pasaportes y en todo caso deberían de cobrar el precio real del mercado que es un córdoba por cada fotocopia y no diez ni los cinco que están cobrando ahora".
Jiménez detalló que denunciará esta "arbitrariedad" a las autoridades costarricenses, ya que, según ella, lo que se está dando es un acto de corrupción que está siendo permitido a vista y paciencia de las propias autoridades nicaragüenses ya que, según ella, no
hacen nada por defender a los miles de nicaragüenses que están saliendo hacia Costa Rica, teniendo que pagar este inusual cobro, el cual catalogó como una explotación.
Al final, Jiménez también acusó de prepotente a la cónsul Méndez, tras detallar que el seis de enero que llegó al Consulado a solicitar su visa, “ella (la cónsul) le dijo que tenía que pagar los diez córdobas, para la fotocopia o de lo contrario no le daba la visa". Y como yo me negué, la cónsul me contestó que ella no tenía culpa de la pobreza de los nicaragüenses", comentó Jiménez.
En tanto, otros connacionales también se quejan de que en muchas ocasiones encuentran el Consulado cerrado antes de tiempo y específicamente entre 3 y cinco de la tarde, cuando, según el propio rótulo que está en la entrada del Consulado, señala que la atención concluye a las cinco.