Nacional

Shell debe negociar

* Acción judicial no afecta, por ahora, la comercialización de la empresa en Nicaragua * También podrían verse afectadas las actividades en Ecuador, Venezuela y Colombia * Afectados por Nemagón ya ganaron juicio por 489 millones 400 mil dólares

Mauricio Miranda

La empresa Shell Oil Company está obligada a negociar con los representantes legales de los afectados por el pesticida Nemagón, si pretende seguir comercializando productos petroquímicos bajo la marca “Shell”, según Ángel Espinoza, representante legal de víctimas del pesticida Nemagón.
Espinoza aseguró que, de lo contrario, corre el riesgo de perderla definitivamente (la marca) en una subasta cuyo proceso iniciará esta semana y que puede durar unos treinta días. La misma suerte corren las compañías Dow Chemical Company y Dole Fruit Company, con sus respectivas marcas.
Shell de Nicaragua puede seguir trabajando
EL NUEVO DIARIO conversó ampliamente con uno de los representantes legales de los afectados, que lograron embargar la marca comercial a Shell Oil Company.
El abogado Ángel Espinoza aclaró, en primer lugar, que esta acción judicial no afecta por ahora la comercialización que la empresa Shell de Nicaragua S.A. realiza con los productos registrados bajo la marca “Shell”.
El gerente de Shell Nicaragua S.A., Mauricio Aranda, ha dicho también que el embargo no ha afectado las operaciones, e insistió en que esta empresa se constituyó bajo las leyes de Nicaragua y posee personalidad jurídica propia.
Pero Espinoza aseguró que el bufete de abogados iniciará, a partir de esta semana, un proceso de avaluación, subasta y remate, por medio del cual la marca “Shell” puede dejar de ser definitivamente propiedad de la transnacional, de manera que la relación comercial entre ésta y los concesionarios (Shell Nicaragua en el caso de Nicaragua), se verá sensiblemente afectada.
“La Shell Internacional no pudiera venir a vender sus productos directamente al concesionario, porque nosotros le hemos embargado ese derecho”, explicó Espinoza. Es decir --continuó-- las utilidades y los beneficios que produjera el comercio de esos petroquímicos bajo la marca “Shell” serían nuestros”.
Entre los derechos que los representantes tienen sobre la marca “Shell” con el reciente embargo, están los de su utilización y la venta de la misma, aseguró Espinoza.
“Si yo estuviera en los zapatos de la Shell buscaría cómo llegar a un acuerdo, porque la marca es algo importante, es algo grande, y tomando en cuenta además de que no nos conformamos con embargar la Shell en Nicaragua, porque nosotros también estamos en varios países, en Ecuador, en Venezuela, en Colombia” aseveró el abogado.
Dole encabezará las negociaciones
El químico fue prohibido al descubrirse las nefastas consecuencias del Nemagón en un contacto humano directo o inadecuado. Sin embargo, la entonces Standar Fruit Company, se comprometió a hacerse responsable ante futuras demandas, ya que debido a su precio cómodo y su efectividad, prefirió seguirlo utilizando.
De hecho, el abogado Ángel Espinoza informó que la Dole Food Company ha llamado a iniciar pláticas en el mes de febrero, a los bufetes de abogados en Estados Unidos con los que se han asociado para llevar el caso.
“Hace un año, la Dole decía: No queremos saber nada del caso Nemagón. Ahora ya está llamando a los bufetes que trabajan con nosotros en Estados Unidos para comenzar pláticas”, comentó.
Para Espinoza, los 489 millones 400 mil dólares que 500 afectados han logrado como indemnización, no es significativo, en comparación con las reservas de 15 mil millones de dólares que Dole Food Company tiene para pagar las indemnizaciones internas en América Latina.
“No van a perder mucho, pero claro que ellos están haciendo la fuerza. Entre menos paguen es ganancia”, apuntó el abogado.
Ángel Espinoza, quien junto a su colega abogado Boanerges Osejo, y el administrador del buffete, Walter Gutiérrez, lograron embargar la marca “Shell”, aclaró que ésta les pertenecerá sólo en el que caso que al terminar la subasta, no sea adquirida por algún postor. Este derecho lo tienen en representación de los 500 afectados que tienen a favor una indemnización por 489 millones 400 mil dólares.
“Ahorita nosotros tenemos una posición superior en las negociaciones”, aseguró. El depositario de la marca asignado por el buffete es el ex Juez de Managua, Gonzalo Calero.
Espinoza aseguró que sus colegas en países suramericanos, como Colombia, Ecuador y Venezuela, procederán a embargar no sólo la marca, sino también los activos de la empresa Shell Oil Company.
El pasado viernes por la mañana, después de cinco años de demandas, representantes legales de los afectados obtuvieron un mandamiento de ejecución sobre una sentencia, librado por la Juez Tercero Civil de Distrito, Vida Benavente. Con este mandamiento, los abogados embargaron la marca “Shell”. En Nicaragua, unos 4200 víctimas del Nemagón son representados por este buffete de abogados.
Éste ha sido, quizá, el golpe más significativo a una empresa transnacional en demandas por el uso del Nemagón en Nicaragua.
Durante las décadas del sesenta, setenta y ochenta, en varios países del mundo, y en particular en Centroamérica y Suramérica, las empresas Shell Oil Company y Dow Chemical Company, vendieron a Standard Fruit Company (ahora Dole Food Company), el petroquímico di-bromo cloruro propano (DBCP), conocido comercialmente como Fumazone y Nemagón.