Nacional

“Golpe bajo y burla”, denuncia William Roiz

* Las familias afectadas cargan con su dolor y con lo que califican de intereses coludidos de Policía y Ministerio Público * Francisco López no amplió declaración y ya todo “quedó dibujado” para mantener encubrimiento en el juzgado

Ernesto García

Un nuevo golpe sufrió la cuestionada justicia nicaragüense. Ahora se lo propinó el Ministerio Público, representado por la fiscal Verónica Nieto, quien a espaldas de las familias de Carlos Roiz y Ernesto Cantillano, acusó en los juzgados a quienes según la Fiscalía son los autores del doble homicidio culposo en perjuicio de los recordados jóvenes profesionales.
Mientras los abogados y miembros de las familias Roiz y Cantillano estaban pendientes de la declaración de Juan José Úbeda, mencionado por un testigo de haber llegado al lugar del accidente la madrugada del pasado 11 de diciembre, la fiscal Nieto acusaba en los Juzgados como presuntos autores de las dos muertes a Alejandro Norori Castellón y Erwin González Rivera.
En el caso de Erwin González Rivera, las familias de Carlos y Ernesto sostienen que éste no era quien manejaba la camioneta Toyota Prado, propiedad de la Secretaría del Frente Sandinista, la madrugada del 11 de diciembre, y por el contrario está haciendo las veces de “impostor” para proteger a quien ellos consideran como “verdadero chofer”.
William Roíz: “Ésta es una burla”
La decisión de la Fiscalía de acusar sin que hayan concluido los trámites de investigación como es la declaración de testigos propuestos por las familias dolientes, así como la ampliación de la declaración del tesorero del Frente Sandinista, José Francisco López, fue calificada por el colega periodista William Roíz Murillo como una burla al dolor que las dos familias sienten por la pérdida de sus seres queridos.
“Esto es algo inconcebible. Ésta es una burla, porque la Fiscalía no podía acusar sin que hubiera terminado el proceso investigativo y estando pendiente la ampliación de declaración de Chico (Francisco) López”, manifestó visiblemente indignado el colega periodista William Roiz al conocer de la “jugada” hecha por la fiscal Nieto.
Aunque el jefe de Tránsito del Distrito Cinco, subcomisionado Julio Sánchez, aseguró a las familias Roiz y Cantillano que hará llegar a declarar por la fuerza a López, esa declaración en vez de contribuir a que se haga justicia, más bien favorecería a los acusados por la Fiscalía y a quienes eventualmente acusen las familias de las víctimas.
“Desde el momento en que el juez tiene control objetivo de la causa cualquier acción hecha fuera de su ámbito podría acarrear nulidades en beneficio de los procesados”, subrayó la abogada Ana María Vado, quien representa a las familias Roiz y Cantillano.
A paso de tortuga
Como para hacer más dolorosa la odisea por las que pasan estas familias, la fiscal Nieto presentó la acusación a las 3:46 pm de ayer viernes, razón por la cual la misma será remitida por la Oficina de Recepción y Distribución de Causas del Complejo Judicial Nejapa hasta el próximo lunes, porque en el proceso no hay reo habido, es decir, que nadie está preso.
Tanto en el Juzgado Séptimo Local Penal, a cargo del juez Tomás Eduardo Cortés, como en la dependencia antes mencionada, se explicó que cuando una acusación es presentada en horas de la tarde sin que haya detenido, la misma se radica en el juzgado correspondiente hasta el siguiente día hábil, en este caso será el próximo lunes.
Empero, no todo termina allí, sino que el juez como no hay detenidos tiene hasta diez días para convocar para el trámite de mediación, como lo establece el Código Procesal Penal.
Luego de pasar un día más de suplicio en su titánica lucha por lograr que se haga justicia en el caso de su hijo, al periodista William Roiz, se le quedó decir que todo se trata de una “conspiración”, pero que no descansará hasta que se haga justicia en el caso de su hijo y su compañero muertos.