Nacional

Nicaragua en alerta ante gripe aviar

* Refuerzan personal de monitoreo de aves migratorias * Empresa privada dona equipos contra posible ingreso de mortal virus

Ervin Sánchez

Las autoridades de sanidad animal de Nicaragua reforzaron la vigilancia que mantienen sobre las rutas de las aves migratorias para prevenir la posibilidad de que la enfermedad, en cualquiera de sus cepas, pueda ingresar a territorio nacional, y evitar de tal manera graves daños a la salud y la economía nacional, al tiempo que reforzaron una coordinación interinstitucional con participación del Ejército.
La información fue dada a conocer por José Antonio Rivera, Secretario General del Ministerio Agropecuario y Forestal (Mag-For), quien dijo que el monitoreo de las aves que pasan sobre Nicaragua y que tienen sus zonas de descanso en los humedales del país, será reforzado con 50 técnicos.
Rivera expresó lo anterior durante la ceremonia de entrega, por parte de la empresa Avanz, de un lote de equipos de fumigación, de trajes desechables, de guantes de polietileno, de mascarillas y de gafas de protección al Ministerio Agropecuario y Forestal, para que sean usados por el personal que trabaja en el plan de reforzamiento preventivo de la influenza aviar.
De acuerdo con las autoridades, el equipo será usado en caso de una declaratoria de emergencia desprendida de un eventual brote de influenza aviar en el país. Los técnicos que deberán combatir la enfermedad deben estar protegidos de cualquier contagio con la enfermedad, cuya cepa más agresiva es la H5N1, que ya ha causado muertes en China y Turquía.
Seguimiento técnico
Los técnicos estarán constantemente en los sitios donde descansan las aves y capturarán algunas de ellas por medio de trampas para verificar, por medio de muestras de sangre, si son portadoras de influenza aviar en cualquiera de sus cepas.
En Guatemala, El Salvador y México por el norte y Colombia por el sur, se detectó la presencia de uno de los tipos benignos de cepas de la influenza aviar, pero el miedo de las autoridades es que el virus pueda mutar y se desarrolle alguna variedad agresiva como la H5N1, o que sea traído por aves migratorias, entre ellas los patos que son portadores sanos.
La influenza aviar es una enfermedad viral, contagiosa, que afecta a gran variedad de aves, tanto domésticas como silvestres, y puede desarrollarse en distintas formas y algunas de alta mortalidad, como la H5N1, que puede transmitirse de aves a humanos.
El mayor peligro para esta zona del mundo que está libre de la cepa más agresiva está en las zonas del norte del continente, en Canadá y Estados Unidos, donde se cruzan las aves migratorias que vuelan de Asia y Europa hacia América, cruzando el Ártico, y las que vuelan desde el norte americano hacia el sur, pasando por Nicaragua.
Desde hace seis años, las autoridades de Salud de Nicaragua vienen realizando monitoreos constantes en aves de patio y de granjas comerciales para prevenir cualquier caso y ratificar que el país se encuentra libre del virus que causa la enfermedad.
Productores y Ejército listos
Para el enfrentamiento del aparecimiento de un eventual brote de la enfermedad, existe un comité conformado por entidades como el Mag-For, el Ministerio de Salud, el Organismo Regional Internacional de Sanidades Agropecuarias, la Organización Mundial de la Salud, el Ejército de Nicaragua y la Asociación Nacional de Productores Avícolas (Anapa), que también están reforzando el esfuerzo por contrarrestar el peligro de la influenza aviar.
Rivera destacó que en ese sentido están siendo vigilados los sitios de descanso de estos animales, entre los que destacan la laguna de Tisma, el lago de Apanás, y Las Canoas, entre otros. Estos sitios que están muy cerca de zonas habitadas donde normalmente las familias tienen aves de corral que podrían ser infectadas por algunas de estas aves migratorias.
De acuerdo con las autoridades sanitarias del Mag-For, las gallinas y los pollos son las aves que pueden tener mayor peligro de contagio de la enfermedad, y de aparecer un brote de la H5N1, afectaría la economía del país, ya que habría que sacrificar todo el lote, pues generalmente conviven junto a seres humanos.
Por su lado, el consultor privado Hugo Tórrez recordó que el mayor peligro es que pueda llegar la cepa H5N1, o que la que ha aparecido en México, El Salvador, Guatemala o Colombia mute y se transforme en un virus agresivo, por lo cual señaló que las autoridades sanitarias de esos países han tomado medidas muy estricta para evitar el problema.
Tórrez señala que la peligrosidad del virus es tal, que de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, de transformarse en una pandemia, podría provocar hasta 300 millones de muertos en el mundo.