Nacional

Curso de SWAT a Policía nica

* Capacitación para la formación de las controvertidas Fuerzas de Respuesta Rápida

Vladimir López

La Policía Nacional recibió 111 chalecos antibalas de manos de representantes de las fuerzas élites de seguridad de los Estados Unidos denominadas SWAT --Special Weapons Anti Terrorist--, durante la clausura de un importante curso que se realizó esta semana en Managua.
El director de la Academia de Policía “Walter Mendoza”, comisionado mayor Douglas Zeledón, dijo que los chalecos antibalas serán destinados a las tropas especiales de la Policía Nacional, cuyos miembros están siendo capacitados para la conformación de las Fuerzas de Respuesta Rápida, una unidad de operaciones élite conformada en conjunto con comandos especiales del Ejército.
La donación se realizó ayer viernes en las instalaciones de la Academia de Policía en el acto de clausura del curso de entrenamiento táctico policial impartido por oficiales activos de la SWAT que prestan servicios en la ciudad de Kalamazoo, Michigan, y por activistas de la Asociación para la Evangelización Mundial, una organización protestante que colabora estrechamente con el gobierno de Estados Unidos.
El comisionado Zeledón explicó que el curso, orientado fundamentalmente al entrenamiento de los oficiales para la supervivencia durante graves disturbios sociales, estuvo dirigido a oficiales y miembros de las tropas especiales, y tuvo una duración de cuatro días.
Rocha apela a la ética policial
En la clausura del curso, el Subdirector de la Policía, comisionado general Horacio Rocha, tras agradecer la cooperación que recibieron por parte de los oficiales de la SWAT acantonados Kalamazoo, Michigan, hizo un llamado a los oficiales que recibieron esa capacitación a mantener una actitud responsable y comprometida con la ciudadanía.
Dijo que la ética siempre debe estar presente en la mente y los corazones de todos los policías para atender con mayor eficiencia las demandas de seguridad de la ciudadanía ante las acciones del crimen organizado.
Destacó que la colaboración ahora se hace mucho más importante debido a que la globalización obliga a trabajar más de cerca con las autoridades de otros países, porque las fronteras se hacen cada vez más pequeñas.