Nacional

Buscan más participación de indígenas en reserva Bosawás


María Haydée Brenes

Consensuar una propuesta de participación activa de los indígenas de las comunidades mískitas y mayangnas que habitan la Reserva de Biosfera Bosawás para presentarla en la reunión binacional de Nicaragua y Honduras fue el objetivo de la reunión realizada ayer por autoridades del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (Marena).
Jacobo Sánchez, Director de la Secretaría Técnica de la Reserva de Biosfera Bosawás, dijo que en la reunión nacional se estaban armonizando las bases del proyecto binacional de protección para la Reserva de Biosfera Bosawás-Río Plátano.
“Una condición para poder acceder a los fondos de organismos internacionales para el proyecto de conservación trasnfronterizo que en su primera etapa será de cinco años es que los indígenas que habitan y son dueños de las tierras de la reserva sean participes, lo cual como Estado nos llena de satisfacción, porque han sido los pueblos indígenas los encargados de conservar Bosawás”, comentó Sánchez.
90 por ciento
Por su parte, el representante mískito Joel Dixon señaló que el 90 por ciento de la reserva Bosawás ya ha sido titulada a nombre de las comunidades indígenas mískitas y mayangnas, por lo tanto su interés no es sólo la conservación del área, sino que el proyecto binacional permita el desarrollo de las comunidades.
“Somos alrededor de veinte mil indígenas que estamos dispuestos a continuar conservando la reserva, pero que urgimos de desarrollo, de manera que como dueños de la reserva queremos que se nos incluya en la formulación de los proyectos, porque nosotros tenemos dentro de nuestras comunidades estructuras que garantizan la protección del recurso, y hasta ahora los proyectos que se han ejecutado no han capitalizado ese recurso humano”, explicó Dixon.
Esperanzados
Primitivo Centeno, indígena mayangna miembro de la coordinadora MUIHKA --siglas que en mískito significan “Honduras y Nicaragua países hermanos”-- comentó que históricamente se habla de participación, pero la misma no se ha dado, aunque tienen muchas esperanzas en este proyecto porque ambos estados han mostrado buena voluntad.
“Tenemos la fe de que podremos concretar un proyecto que traiga beneficios a las comunidades, así como también que permita que la reserva Bosawás y Río Plátano --que ha sido territorio ancestral de nuestras comunidades-- se conserven para bien nuestro, de nuestros países y del mundo”, concluyó Centeno.