Nacional

Vecinos de El Rosario en último adiós a Johanella e hijo


Después de quince días de haber fallecido en un incendio en Delaware, Estados Unidos, los restos de Johanella Lezama, de 28 años, y los de su hijo Johansel, de dos, fueron repatriados el martes a Nicaragua y enterrados ayer en el municipio de El Rosario, al sur de Jinotepe.
Los cuerpos llegaron al país el martes a las 8:51 de la noche, en el vuelo 985 de American Airlines, proveniente de Miami. Fueron recibidos en el Aeropuerto Internacional de Managua por Juana María Lezama, madre de Johanella, y otros familiares, que se trasladaron desde El Rosario.
Vecinos y amigos costearon el alquiler de un bus y de un microbús para acompañar a la familia. Doña Juana María dijo que en El Rosario, la casa estaba “repleta de gente del pueblo, toda la calle está llena, todita la gente está esperando para la vela”.
“Sufrí demasiado porque pensé que mi hija iba a quedar allá, que no iba a venir, pero ahora, yo tengo de vuelta a mi hija y a mi nieto”, agregó.
Funeral con mariachis
A las 5:00 pm de ayer, se realizó el entierro de Johanella y de su hijo, en el pequeño cementerio de El Rosario. Casi todo el pueblo acompañó a la familia doliente con mariachis y una banda de filarmónicos, que interpretaron marchas luctuosas y rancheras.
La misa fue oficiada por el párroco de El Rosario, el padre Oscar Zapata, quien recordó a la fallecida y pidió fortaleza para su familia.
Johanella estaba casada con el estadounidense, James Costa, de 44 años, a quien conoció en Costa Rica, en un casino donde la joven trabajaba. Tenían un año de casados. Por insistencia de él, dijo doña Juana María, la joven se mudó a EU.
La madrugada del martes 27 de diciembre, el apartamento donde Johanella y su niño dormían se incendió y ambos perecieron. Su esposo, James, no estaba en el apartamento al momento del incendio, y dijo vía telefónica a la familia de Johanella que por colaborar en las investigaciones del incendio no pudo estar presente en el funeral.